El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, afirmó hoy que entre las prioridades de la Junta de Castilla y León no se encuentran la de poner en marcha de nuevo el Hospital Policlínico de Segovia ni dotar de nuevos servicios al consultorio del recinto amurallado de la capital. Según afirmó el consejero, “en este momento no podemos distraer nuestro esfuerzo presupuestario en nuevas inversiones que pongan en riesgo lo fundamental”.

Durante una visita a Segovia, en la que se reunió con los principales responsables de Sanidad en la provincia y con los profesionales del Hospital General, Sáez Aguado manifestó que la principal prioridad es mantener la sanidad pública. En este sentido, el consejero argumentó que en el momento de crisis actual no es posible afrontar la inversión que requeriría el Hospital Policlínico y añadió que no pueden «distraer recursos con otras inversiones no prioritarias”. Sáez subrayó la calidad de la sanidad en Segovia y señaló que la capacidad del Hospital General de Segovia, «al que se trasladaron los servicios del Policlínico”, no se ha utilizado en su totalidad.

Respecto al consultorio médico del recinto amurallado de la ciudad, manifestó que se mantendrá una consulta que dé respuesta a algunas necesidades “por cuestiones de accesibilidad”, pero manifestó que no incorporará nuevos servicios. El consejero de Sanidad señaló la necesidad de rentabilizar las inversiones que se han hecho en la reforma de la atención primaria y en centros de salud y apostilló que “no todos los recursos pueden estar a pie de domicilio porque haría inviable la sanidad pública y los elementos de calidad» en los que se ha avanzado.

 

Mantener la calidad

Sáez Aguado aseguró que mantendrá la Sanidad Pública en la provincia de Segovia «como hasta ahora a pesar de los difíciles momentos por los que pasa la Junta desde el punto de vista económico y presupuestario». El consejero de Sanidad señaló que la única manera de preservar esa calidad pasa por «ser rigurosos con el gasto, intentar establecer algunos ahorros y gestionar de una manera más eficiente nuestros propios recursos».

En esta línea, Sáez destacó la calidad del sistema de salud de la provincia en comparación con el resto de España. Así, explicó que en Atención Primaria Segovia cuenta con un médico por cada 742 habitantes, «cifra que duplica la media nacional», con un médico por cada 1.450 habitantes. Respecto al medio rural, añadió que cada médico tiene 536 pacientes, lo que se sitúa ·en una posición relevante».

Además, el consejero de Sanidad repasó las principales inversiones sanitarias que se han llevado a cabo en la provincia de Segovia y que, con un montante de 112 millones de euros, han servido para ampliar diferentes centros de salud y el Hospital de Segovia, así como para incrementar número de profesionales «hasta llegar a los 303, un 17 por ciento más que en 2002».