El Consejo de Gobierno ha aprobado un acuerdo por el que se autoriza la modificación de los estatutos de Caja Ávila para permitir su adhesión, junto con Caja Segovia, al Sistema Institucional de Protección de Liquidez y Solvencia (SIP) del grupo formado por Caja Madrid, la Caja de Ahorros de Valencia, Castellón y Alicante, la Caja Insular de Ahorros de Canarias, la Caixa D’Estalvis Laietana y la Caja de Ahorros de La Rioja.

Con el acuerdo aprobado esta mañana, la Junta autoriza la modificación de los estatutos de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Ávila para su adaptación a la normativa reguladora de las Cajas de Ahorro de Castilla y León. Así, incorpora como novedad añadir a las funciones reservadas a la Asamblea General la de aprobar la adhesión a un SIP con el fin de garantizar la liquidez y solvencia de las entidades participantes, precisando para ello la asistencia de la mayoría de sus miembros y el voto favorable de dos tercios de los asistentes.

Además, esta modificación amplía el plazo para la renovación parcial de los grupos incluidos en la agrupación primera de su Asamblea General. La Comunidad Autónoma de Castilla y León tiene atribuida la competencia exclusiva en materia de Cajas de Ahorro e instituciones de crédito cooperativo público y territorial, en el marco de la ordenación general de la economía y de acuerdo con las disposiciones que en uso de sus facultades dicte el Estado, según lo dispuesto en el Estatuto de Autonomía de la Comunidad. La preceptiva autorización de las modificaciones de los Estatutos y de los Reglamentos de Procedimiento Electoral de las Cajas de Ahorros domiciliadas en la Comunidad de Castilla y León, una vez aprobadas por su Asamblea General, corresponde a la Junta de Castilla de León, que podrá ordenar la modificación de aquellos principios que no se ajusten a la legalidad vigente, según lo dispuesto en la Ley de Cajas de Ahorro de Castilla y León.

El pasado 14 de septiembre las Asambleas Generales Extraordinarias de Caja Ávila y Caja Segovia acordaron por mayoría aprobar la constitución de un grupo contractual de integración conjunto con las Cajas de Ahorros de Madrid, Valencia, Castellón y Alicante, Canarias, d’Estalvis Laietana y La Rioja, por lo que ese mismo mes solicitaron a la Consejería de Economía y Empleo su autorización para la adhesión al SIP. Por su parte, el Banco de España trasladó a la Junta de Castilla y León su conformidad a la operación de adhesión en el mes de noviembre.