Acabamos de conocer la decisión. España no será la sede del Mundial de Fútbol de 2018. La candidatura rusa ha ganado este pulso siendo la más fuerte y la que estaba presente en todas las apuestas. 

De momento España sigue siendo olvidada. Después del Mundial de Fútbol en 2014 en Brasil y la celebración de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro para el 2016, nos llevamos el siguiente batacazo. Rusia gana la sede del Mundial 2018.

Se hablaba de una candidatura grande, la que más tendrá que invertir en un territorio que cuenta con nueve zonas horarias y una población de 145 millones de personas. Un total de 180 nacionalidades. Pero también se hablaba de un lugar con toda una aventura para explorar y descubrir las posibilidades de un país que podrá explorar nuevos mercados. Una candidatura que se ha alzado con la victoria a pesar con la rivalidad que tuvo con Inglaterra.

Definitivamente parece que los intereses económicos han triunfado en esta elección en la que la elegida para la organización de la Copa del Mundo en 2022 será Qatar.