Cerca de 12.000 raciones de judiones de La Granja de San Ildefonso se han degustado en la Pradera del Hospital del Real Sitio en la 33 edición de la Gran Judiada que se celebra con motivo de las fiestas patronales de San Luis.

Las miles de personas procedentes de toda España se congregaron en la Pradera en esta tradicional cita gastronómica, junto a los vecinos de La Granja, entre las que se encontraban el secretario regional del PSOE, Óscar López; el responsable de UGT de Castilla y León, Agustín Prieto, y varios alcaldes socialistas de la provincia de Segovia, con el de San Ildefonso, José Luis Vázquez, a la cabeza.

Con agradables temperaturas, la jornada se desarrolló con normalidad y se degustaron todas las raciones preparadas por la Asociación de Cocineros de Segovia, que comenzó la elaboración de los cerca de 1.200 kilos de judiones a las cinco de la mañana, después de que estuvieran 48 horas en remojo en una piscina. Con el encendido de las hogueras se empezaron a cocinar los judiones con el resto de ingredientes: 525 kilos de oreja y morro, 450 de chorizo, 180 de morcilla, 180 de cebolla, 35 de ajo, 45 litros de aceite de oliva y 15 kilos de pimentón. Tres horas más de reposo y ya estaban listos.

El disparo de varios cohetes anunció el inicio del reparto sobre las dos y media de la tarde. Las largas colas fueron pasando rápidamente por el recinto en el que se situaban las 14 enormes ollas para recoger, una caja de cartón con cubiertos y pan. Después, la ración de judiones, y por último, una de sandía y una botellita de vino tinto.

El 22 de agosto del año 1976 se celebró en la Pradera del Hospital de La Granja la primera judionada durante la celebración de las fiestas de San Luis. Fue a iniciativa de la peña ‘El Garbanzo’, y contó con el apoyo del entonces alcalde de La Granja, Celso de la Fuente. Desde entonces, no ha dejado de celebrarse.

El Ayuntamiento de La Granja adquiere los judiones en los meses de octubre o noviembre. Después se guardan en sacos de rafia en lugar seco y frío para que se conserven, introduciendo en cada saco una rama de laurel. Finalmente en las fiestas de San Luis se trasladan a una piscina para que se remojen durante 48 horas.

Esta importante reunión multitudinaria se ha convertido en un auténtico festival gastronómico, que como explicó el alcalde de La Granja, José Luis Vázquez, «es un encuentro de amigos” donde todo el mundo es bien recibido. ‘La Judionada’ se convierte un año más en una de las grandes reuniones de población y uno de los festejos veraniegos más esperados por los granjeños y visitantes, y prueba de ello es que cada año más personas se acercan a esta esperada comida multitudinario.