El Museo del Greco de Toledo dedicará el próximo 17 de abril una conferencia a la influencia del pintor en la familia Zuloaga de ceramistas segovianos. A partir de las 19:00 horas en la sala de conferencias, el Doctor en Historia del Arte por la Universidad Complutense, Abraham Rubio Celada, abordará la importancia del Greco en la regeneración del arte en el cambio de siglo y cómo influyó en varias generaciones de la familia Zuloaga.

Según informaron fuentes de la organización, el ceramista Daniel Zuloaga y sus hijos fueron los primeros que se inspiraron en las obras del Greco para pintar sus cerámicas, influyendo en la regeneración de la cerámica española del cambio de siglo, siendo imitados por otros ceramistas del momento como Ruiz de Luna en Talavera de la Reina (Toledo) o Aguado en la capital castellano-manchega.

Tomando ejemplo de su tío, el pintor Ignacio Zuloaga se inspiró en la pintura del cretense para componer alguna de sus obras. A principios del siglo XX, Daniel Zuloaga tenía su taller de cerámica en la desamortizada iglesia románica de San Juan de los Caballeros de Segovia y desde allí “contagió la admiración por el alma de Castilla, sus paisajes y sus tipos” llegando a instalar su taller durante largas temporadas en Segovia, hasta terminar comprando el castillo de Pedraza.

Académico tanto en la Real Academia de la Historia como en la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce de Segovia, Abraham Rubio, se especializó en el estudio de la historia de la cerámica histórica y contemporánea. Su tesis doctoral ‘De la tradición a la modernidad. Los Zuloaga ceramistas’, trata de las diferentes etapas de la producción cerámica de la familia, desde los inicios en Madrid con la fábrica de la Moncloa, hasta su traslado a Segovia, primero en la fábrica de loza La Segoviana y después, en el taller de San Juan de los Caballeros, convertido hoy día en Museo Zuloaga. Aquí ha desarrollado la mayor parte de su actividad investigadora, donde ha catalogado parte de sus fondos documentales. Sobre los Zuloaga ha comisariado dos exposiciones, una en el Torreón de Lozoya de Segovia y otra en el Museo Casa Lis de Salamanca.

Entre sus publicaciones sobre cerámica histórica, es coautor de La loza esmaltada hellinera. Una gran desconocida en la cerámica española, resultado de más de diez años de investigaciones sobre la cerámica del antiguo Reino de Murcia en los siglos XVII, XVIII y XIX, una producción que no se conocía y que aparecía en las catalogaciones de los Museos atribuida a otras centros productores españoles.