La detención de tres hombres el pasado 5 de abril que viajaban con cocaína en la AP-6, cerca de San Rafael (Segovia) , permitió a la Guardia Civil descubrir un método para introducir la droga a España desde Colombia oculta en pieles.

Agentes de la Guardia Civil del Puesto de San Rafael, en coordinación y con el apoyo de la Comandancia de Segovia, iniciaron una investigación tras la detención de los tres hombres como presuntos autores de un delito contra la salud pública (tráfico de drogas). Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia, Con los detenidos ya en prisión, se inició una investigación para conocer el itinerario que había seguido la droga incautada en el vehículo. Se pudo determinar entonces venía desde Colombia oculta o simulada en el interior de pieles que eran exportadas desde ese país.

Así, se solicitó del Juzgado de Instrucción nº 1 de Segovia el oportuno mandamiento de entrada y registro para un local de la localidad madrileña de Arroyomolinos, donde se encontraron 87 gramos de cocaína y dos vehículos de alta gama, uno de ellos sustraído, cuya denuncia había sido formalizada en la Comisaría de Hortaleza.

Los detenidos, dos de ellos con antecedentes por delitos contra la propiedad y tráfico de drogas, eran J.M.R.P., de 41 años, vecino de Arroyomolinos (Madrid); A.G.P., de 33 años, de origen mexicano y sin domicilio conocido; y M.A.G.M., de 42, vecino de El Álamo (Madrid). Los tres ingresaron en prisión.

Durante el registro del coche en el que viajaban y de las pertenencias de los detenidos, los agentes de la Guardia Civil encontraron también dos básculas de precisión, 1.800 euros en billetes y varios teléfonos móviles, entre otros efectos. También se puso a disposición judicial numerosa documentación que había en el interior del vehículo.