La Consejería de Cultura y Turismo afronta la decimotercera edición de la Feria Internacional del Turismo de Interior (Intur), del 19 al 22 de noviembre, con sus ojos puestos en la celebración en 2010 del Año Jacobeo, por lo que las rutas que conducen desde Castilla y León a Santiago de Compostela compartirán protagonismo en el expositor de la Junta con el Museo de la Evolución Humana de Burgos. Su departamento pretende impulsar las Rutas del Vino, la central de reservas y el turismo fluvial y de aventuras. Además, en las áreas ya consolidadas, Salgueiro asume como reto la mejora de la calidad para lo que se apoyará en el Plan Estratégico de Turismo. De esta forma, sus políticas tratan de mantener el liderazgo del sector, “la mayor empresa de Castilla y León”, aglutina a 28.000 empresas, sobre todo, en un tipo marcado por la crisis en el que está “aguantando el tirón”. Las novedades de este año en Intur arrancarán desde el corte de cinta oficial. La Junta ha diseñado un ‘stand no stand’, un espacio vacío en el que todo se edificará en unos tres minutos.

La Feria Internacional del Turismo de Interior abres sus puertas el jueves, ¿el certamen se ha consolidado como lugar de encuentro para los negocios?

Sí, los negocios son una de las partes importantes de Intur y allí se dan cita numerosos empresarios en la zona general de la feria y en Intur Negocios. Se está demostrado que en estos tiempos de crisis el sector turístico está aguantando el tirón a base de creer en lo que hacen y del trabajo bien hecho de todos los colectivos que lo integran. El turismo es la mayor empresa que existe en Castilla y León. Las cifran son claras: 28.000 empresas trabajan directamente en el sector del turismo en Castilla y León. No hay nada que supere eso.

¿Cuáles serán los principales reclamos que utilizará la Junta en esta edición de la Feria Internacional del Turismo de Interior?

Habrá dos protagonistas. Los Caminos a Santiago por Castilla y León con la celebración del Año Santo Jacobeo en 2010 y la apertura, también el próximo año, del Museo de la Evolución Humana en Burgos. Para la Comunidad, éstos serán dos asuntos fundamentales en 2010. También, se promocionará la Semana Santa, la naturaleza y el golf, las escapadas rurales y a ciudades, el turismo familiar y las Edades del Hombre. Además, de la gastronomía y enología, se apostará por el turismo de interior, el turismo activo y los eventos culturales en la autonomía. Y novedad muy importante es la forma en la que vamos a ofrecer esos productos este año en Intur. Vamos a tener un ‘stand no stand’, un espacio ferial nada al uso tradicional, en el que no habrá casi nada fijo y todo irá cambiando. Cómo será el stand es una incógnita hasta el momento de la inauguración ¿Cree que un stand de más de 800 metros cuadrados puede montarse en algo más de tres minutos? Pues eso podrán comprobarlo este jueves a media mañana. Esa será la primera de las sorpresas: Cuando lleguemos a Intur nadie verá allí un stand montado. Será en ese momento cuando comience el espectáculo que este año Castilla y León quiere ofrecer en Intur.

¿Qué hueco tendrán esta rutas?

Como decía, el Camino de Santiago de cara al Año Jacobeo será uno de los grandes atractivos del expositor de Castilla y León en Intur. De hecho el stand será un símbolo de la ruta, la más importante y grande de las que surcan Castilla y León y que el próximo año atraerá una cantidad importante de visitantes. Por eso durante 2010 queremos volcarnos en las actividades que se hagan en ese entorno porque va a ser el punto más importante de llegada de visitantes a Castilla y León.

Castilla y León es líder en turismo de interior en España. ¿Qué retos de futuro debe afrontar el sector?

Castilla y León es una de las comunidades españolas con mayor presencia en el mercado turístico, con productos de calidad e innovadores, con una industria consolidada, que es líder y quiere seguir siéndolo. Los datos hablan de quiénes somos y de la importancia creciente de nuestro sector, que ha tenido un gran desarrollo en estos últimos años. Castilla y León ha mantenido la cuarta posición en el ranking de turistas con destino España, siendo líder en turismo interior. La valoración que los turistas han dado a su estancia en nuestra Comunidad está por encima del siete. Hemos superado los seis millones de visitantes y los 11 millones de pernoctaciones. La estancia media ha experimentado una tendencia positiva, hasta llegar a los 1,72 días. Además, la aportación del turismo al PIB regional también ha ido creciendo y ha llegado al 10,4 por ciento. Estoy convencida de que el nuevo Plan Estratégico de Turismo es un buen instrumento para lograr el objetivo de consolidar este liderazgo.

En su opinión, ¿es un objetivo prioritario reducir la estacionalidad de las visitas e incrementar la duración de las pernoctaciones?

A diferencia del turismo de sol y playa, nuestro turismo es un turismo cultural, que no se encuentra condicionado por factores climatológicos, sino que a lo largo del año mantiene una amplia oferta de recursos y productos turísticos. Nuestro objetivo es desarrollar una política turística que cree productos capaces de atraer al viajero todo el año y no sólo el fin de semana. Por eso, dentro de nuestra apuesta están integradas líneas tan importantes como el turismo de congresos y reuniones, el turismo idiomático, el enológico y el gastronómico.

¿Es preciso apostar por la diferenciación de la oferta?, ¿se centrará en el patrimonio histórico, cultural y natural de Castilla y León?

No cabe duda que el importante patrimonio cultural, histórico y natural que tiene Castilla y León es uno de los factores que nos diferencian en el ámbito nacional e internacional y que son factores decisivos para el turista a la hora de elegir un destino. Pero nuestros propios recursos tienen que ir unidos a una oferta de calidad en el más amplio sentido. Calidad en los establecimientos, en los profesionales, en la cultura del detalle, en la amabilidad de la gente, para que el turista o viajero que se acerque a nuestra tierra se lleve siempre un buen recuerdo en su maleta.

El turismo activo y de aventura es uno de los motores del sector ¿Castilla y León ha hecho los deberes para proteger los parajes de mayor calidad?

La Comunidad tiene una gran diversidad de espacios naturales, donde se puede disfrutar de variadas actividades turísticas, de ocio y de aventura. Gran parte de la Comunidad está protegida por la Red de Espacios Naturales de la Junta de Castilla y León. En la actualidad, hay más de 40 espacios naturales dentro de la REN, con diversas categorías, desde parques regionales, parques naturales, monumentos naturales, reservas naturales a espacios naturales dentro del Plan. Asimismo, existe otra serie de espacios dentro de la denominada Red Natura 2000, que crea una malla de espacios protegidos que supone más del 26 por ciento de la superficie regional. En la actualidad hay 24 casas del parque, distribuidas por los diversos espacios naturales protegidos, a las que habría que añadir las tres Aulas del Río, equipamientos educativos situados en el entorno de ríos de Castilla y León, en los que se enseña a conocer y conservar los ecosistemas acuáticos a través del arte de la pesca.

¿En qué lugar se encuentra la oferta de la Comunidad?

En total hay 60 empresas de turismo activo autorizadas, que ofrecen actividades en ríos y embalses como piragüismo, esquí acuático, barranquismo, rafting, surf, vela, etc. La oferta blanca la constituyen siete estaciones de esquí, complementadas por actividades como esquí de fondo, esquí alpino, raquetas de nieve y snowboard. Además, se puede practicar senderismo, rutas en bicicleta, rutas a caballo, espeleología, escalada, tiro con arco, paintball, cometas de tracción, parapente y viajes en globo. Algunos de nuestros ríos y canales permiten al viajero disfrutar haciendo recorridos en barco.

¿En qué proyectos sobre turismo fluvial trabaja la Consejería de Cultura y Turismo

El turismo fluvial en Castilla y León es relativamente nuevo. En otras zonas, este tipo de actividades se han revelado como un recurso económico de primer orden. La Consejería de Cultura y Turismo, promueve dentro del plan Miner, dos proyectos de aguas bravas. El primero de ellos es el Área de descenso de aguas bravas Crémenes-Sabero. El objeto es la creación de un espacio de 14 kilómetros entre el núcleo de población de Crémenes y el área denominada ‘Regaceos, playa de Sabero’. El segundo persigue la construcción de un Estadio de aguas bravas en Cistierna, que acoja competiciones internacionales. Se trataría de una instalación emblemática para toda la Comunidad. Los campeonatos de competición de alto nivel están sujetos a la Reglamentación de la Federación Internacional de Piragüismo. Otro plan para dinamizar el turismo fluvial es el que estamos realizando en el Canal de Castilla.

Respecto al binomio gastronomía-turismo, su departamento apoya el potencial de Castilla y León ¿El enoturismo es uno de las posibilidades a explotar en la Comunidad?

Precisamente, el Plan Estratégico de Turismo Regional 2009-2013 define el enoturismo como un producto turístico con grandes expectativas de crecimiento a corto plazo, dado el prestigio nacional e internacional que tienen los vinos de las nueve Denominaciones de Origen. Se están dando pasos muy importantes en la Ribera del Duero con el Plan de Dinamización Turística Ruta del Vino Ribera de Duero, que cuenta con un presupuesto de 4,53 millones de euros y que tiene entre sus objetivos que esta DO consiga las certificaciones oficiales de Ruta del Vino, concedidas por Acevin y la Secretaría de Estado de Turismo.

En cuanto al turismo familiar, la Comunidad combina cultura, naturaleza y espacios de ocio ¿Qué resultados ha obtenido la campaña ‘Castilla y León, conoce tu Comunidad. En una escapada verás mundo’?

El resultado está siendo positivo a tenor de los datos turísticos pero todavía la campaña es muy joven. Este tipo de campañas generan un concepto y una idea por lo que es necesario tiempo para que el mensaje vaya calando. Pretendemos que los castellanos y leoneses sepan lo importante que es hacer turismo dentro de su propia comunidad, primero para conocerla y después para generar riqueza dentro de nuestro territorio.

Asimismo, los espacios urbanos representan en algunas comunidades alternativas de ocio al visitante ¿Explota Castilla y León esta oferta turística?

Por supuesto. Las nueve capitales de Castilla y León representan una posibilidad muy interesante de ocio. Cada una de ellas es un destino ideal para disfrutar de la oferta cultural, el patrimonio, el ocio o la gastronomía. Todas presentan buenas razones para poder programar una escapada perfecta. Aquí Castilla y León se convierte, por derecho propio, en una referencia cultural de primer orden.

¿Qué hueco tiene el turismo online en la oferta regional, considera que es una asignatura pendiente? ¿Qué ventajas observa en esta modalidad?

Las nuevas tecnologías y principalmente Internet son ya una realidad en el turismo. El turista o viajero de hoy en día utiliza la red no sólo para recabar información sobre el destino que ha elegido para pasar sus vacaciones, sino también es el modo cada vez más habitual para reservar y comprar productos turísticos. La Consejería, en colaboración con la Asociación de Turismo Rural, hemos querido este año dar un impulso fuerte a la Central de Reservas de Castilla y León y por este motivo hemos firmado un convenio de colaboración con esta asociación autonómica.

¿Resiste la crisis el sector turístico de Castilla y León? ¿Constituye para la Comunidad una oportunidad para ganar puestos frente a otros destinos nacionales e internacionales?

La crisis está demostrando la fortaleza del turismo de Castilla y León. Es cierto que no se esta produciendo el crecimiento de años anteriores respecto al número de turistas que nos visitan. Pero es de destacar, sobre todo, un comportamiento positivo de nuestro turismo rural, con un incremento en el número de turistas y pernoctaciones bastante superiores a la media nacional. Es una tendencia muy generalizada que el turista realice viajes cortos a destinos cercanos, esta tendencia para Castilla y León es una oportunidad que estamos aprovechando.