La Fiscalía de la Audiencia Provincial ha llamado a declarar a tres antiguos miembros del consejo de Administración de Segovia 21, según ha podido saber Segoviaudaz.es, además de al empresario que gestionaba el complejo, Elías Benatar. Al parecer, se trata del antiguo director de Caja Segovia, Manuel Escribano, el gerente de la Sociedad, Jesús Sánchez, el empresario Elías Benatar, y el anterior presidente de la Cámara de Comercio, Jesús Postigo.

Como se recordará, la Fiscalía de Segovia transformó en diciembre las diligencias informativas en diligencias de investigación penal, al apreciar indicios de un delito relacionado con la gestión indebida de sociedades. En concreto, la Fiscalía analiza ahora la denuncia interpuesta por Segovia 21 al prorrogarse la vigencia del contrato por el Consejo de Administración en 2005 y 2009, con la empresa contratadad para llevar a cabo la gestión integral de desarrollo del proyecto.

En declaraciones a Segoviaudaz.es, Postigo confirmó esta información y aseguró «haber obrado siempre en beneficio de Segovia» y tener «la conciencia muy tranquila ya que nunca tuvo ánimo lucrativo personal». Así, aseguró no haber tenido nunca remuneración fija ni variable, ni recibir indemización tras su cese voluntario del consejo de Administración, en el año 2011. Así, conforme a sus declaraciones de Postigo, únicamente cobró por la asistencia a los consejos.

Previsiblemente, en las próximas fechas podrían ser llamados a declarar otros miembros del Consejo de Administración en aras de esclarecer los hechos de esta sociedad. Segovia 21 está participada en un 66,41 por ciento por la Diputación Provincial de Segovia, un 14,42 pertenece a Bankia y un 3,17 a la Cámara de Comercio segoviana, quedando un 16 por ciento que supondrían acciones de autocartera. En total, suma una deuda de 18 millones de euros.