La Federación Empresarial Segoviana FES ha reunido hoy a más de 20 empresarios que tuvieron que emigrar y que actualmente dirigen o poseen algunas de las principales empresas de su sector, con el fin de poner en común experiencias, compartir ideales y reconocer sus trayectorias personales.

En una jornada que se convirtió en un tributo a la tierra que les vio nacer, el presidente de los empresarios segovianos, Pedro Palomo, explicó que el objetivo del encuentro era intercambiar opiniones y puntos de vista, en una relación que quiere mantenerse a través de la creación de una asociación o un foro de carácter periódico y que puede beneficiar al tejido económico de Segovia.

El salón de actos de la FES fue el escenario de este primer encuentro en el que participaron los miembros de la Ejecutiva de la FES, empresarios que trabajan fuera de Segovia, como Madrid o Barcelona, y autoridades como la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, o el delegado territorial de la Junta, Luciano Municio.

Para Palomo, la visión que desde el exterior se tiene muchas veces “nos puede ayudar a nuestra labor en pro de los empresarios y siempre es bueno tener un cauce de diálogo y de intercambio de experiencias”, así como promover relaciones económicas.

La mayoría de los empresarios emigrantes que intervinieron abandonaron su tierra a edades tempranas y sin apenas recursos; una gran parte incluso quedándose huérfanos de chiquitos. Hoy son grandes empresarios con cientos o miles de empleados.

Cada uno fue exponiendo algún dato de su empresa y de su vida personal, a la vez que se felicitaron por el encuentro, que finalizó con una comida en un restaurante de la ciudad.

El presidente de MRW, Francisco Martín Frías, hizo una petición de respeto a los emigrantes actuales “como nos lo tuvieron a nosotros”. Aseguró que gracias a ellos pueden desarrollar otras funciones, y puso el caso de su hija, da la que dijo que se ha podido incorporar a la vida laboral gracias a que ha podido contratar a una extranjera para el cuidado de su hogar.

Mariano Fernández, hostelero en Madrid, afirmó que la carrera universitaria más larga es la de empresario, que debe adaptarse continuamente a las situaciones cambiantes. También asistieron, entre otros, Francisco Martín Moreno, presidente del Grupo Dompal; Jesús Núñez, presidente de la Universidad Alfonso X el Sabio; Onésimo Migueláñez, fundador de la empresa del mismo nombre; Juan Yagüe, creador de los Eurocolegios Casvi. Igualmente intervinieron directos de grandes empresas o asociaciones, como la presidenta de Unespa, Pilar González; Antonio García Patiño, de Mercedes Benz; o Alberto Horcajo, de Telefónica.