Más de 200 reses se dieron cita este domingo en la 40 edición de la feria de ganado de Navafría que reúne a propietarios y aficionados al mundo del caballo de toda la comarca y de varias localidades de las provincias limítrofes.

Enclavada en la falda de la Sierra de Guadarrama, la feria de Navafría se celebra cada segundo domingo del mes de noviembre y tiene su origen en la puesta a la venta de los animales que durante todo el verano habían estado pastando y criando libremente en las laderas de la Sierra. En estas zonas se empleaban sobre todo como animales de tiro y de arrastre para la madera que se extrae de los pinares.

A la inauguración de la feria asistió la viceconsejera de Desarrollo Rural de la Junta, María Jesús Pascual, quien destacó la importancia de las ferias como forma de promocionar los productos y actividades tradicionales, y el impulso al desarrollo de los municipios.

Acompañada por el alcalde de Navafría, Antonio Encinas Merino, la viceconsejera apostó por seguir con este tipo de encuentros, y asistió a algunas de las demostraciones, como las de arrastre de troncos con caballos percherones.

María Jesús Pascual destacó que 49.000 cabezas hacen de Castilla y León la segunda Comunidad más importante en actividad equina. Del total, el 17 por ciento son de raza hispano-bretona que se usan para carne y arrastre. El resto se dedica a actividades deportivas y de recreo.

 

Saneamiento bovino

Según explicó la viceconsejera, este año no hubo ejemplares de bovino en la feria porque que el municipio se encuentra en una zona de saneamiento ganadero y los movimientos pecuarios se encuentran restringidos. Sobre este sector, la viceconsejera recordó que Castilla y León está a la cabeza en producción bovina, con más de 1,1 millones de cabezas. Y recordó que en la zona suroccidental de la Comunidad es donde más se da en régimen extensivo.

En la feria hubo numerosas transacciones de compra venta, para lo que la Junta habilitó un servicio veterinario con el fin de extender las guías sanitarias y de transporte. Igualmente hubo puestos de venta de productos relacionados con la actividad equina, y de alimentación.

La marca Tierra de Sabor estuvo presente con varios puestos instalados en el Ayuntamiento, de la mano de la asociación de artesanos agroalimentarios de Castilla y León.