Quien fuera alcalde de la ciudad de Segovia en varias etapas, entre 1975 y 1977, y de 1987 a 1989, Luciano Sánchez Reus, falleció este domingo a los 75 años de edad tras una larga enfermedad. Según informó el Ayuntamiento de Segovia, el Consistorio se sumará a las muestras de dolor y, cumpliendo el reglamento de Protocolo, Honores, Distinciones hasta que el cuerpo reciba sepultura el lunes, las banderas del Ayuntamiento ondearán a media asta.

Además se depositará la medalla corporativa sobre el féretro y al entierro asistirá la Corporación municipal. El actual alcalde, Pedro Arahuetes, ha decretado luto oficial y ha dado el pésame a sus familiares, visitándoles personalmente en el tanatorio de la capital San Juan de la Cruz. El funeral tendrá lugar el lunes, 15 de noviembre, a las 11 horas, en la Iglesia de la Santísima Trinidad.

Sánchez Reus ocupó la Alcaldía de la ciudad de junio de 1987 a abril de 1989, pero también lo fue entre 1975 y 1977. En ese año concurrió a las elecciones generales en la lista del Senado por la UCD, donde permaneció entre 1977 y 1982. Posteriormente, se pasó al PP y ocupó en varias ocasiones las listas electorales municipales al Ayuntamiento por esta formación, aunque siempre en el último lugar.

Sánchez Reus había nacido en Talavera de la Reina (Toledo) en 1934 y obtuvo por oposición el título de letrado del Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario (IRYDA). Comenzó su actividad en Valladolid y luego se trasladó a Segovia, donde ejerció hasta su jubilación. Fue el responsable de varias de las concentraciones parcelarias que se llevaron a cabo en toda la provincia.

El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, ya ha decretado luto oficial y dado el pésame a sus familiares, visitándoles personalmente en el tanatorio de la capital San Juan de la Cruz.

Como marca el «Reglamento de Protocolo, Honores, Distinciones y Ceremonial del Ayuntamiento de Segovia» en su artículo 21, desde el día de su muerte y hasta que el cuerpo reciba sepultura, las banderas del Ayuntamiento ondearán a media asta, se depositará la medalla corporativa sobre el féretro y al entierro asistirá la Corporación municipal. Asimismo, en la siguiente sesión ordinaria del Pleno se informará del fallecimiento.