Desde hace 10 años la localidad segoviana celebra el Sinodal de Aguilafuente, una fiesta para conmemorar el primer libro impreso en España. Durante el pregón ofrecido por la directora de la Biblioteca Nacional, Ana Santos Aramburu destacó estar convencida de que cuando Juan Párix, el primer impresor llegó a nuestro país “no fue capaz de soñar que 530 años después Aguilafuente recordaría la primera obra salida de sus prensas, de la manera que esta villa ejemplar es capaz de hacerlo”.

Santos Aramburu reconoció el tesón del Ayuntamiento de Aguilafuente (Segovia), de la Asociación El Sinodal, presidida por el profesor Fermín de los Reyes, y “muy especialmente de todos los vecinos de Aguilafuente sin cuyo esfuerzo, ilusión y superación de sí mismos esta celebración nunca hubiera sido posible”.

La villa segoviana es “el lugar al que deberían acudir todos aquellos que creen que debemos proteger y difundir el patrimonio bibliográfico y transmitir a las siguientes generaciones aquellos hechos diferenciales de nuestra cultura, especialmente si han tenido una importancia trascendental para nuestra historia”, argumentó la directora de la Biblioteca Nacional.

Ana Santos Aramburu concluyó su pregón animando a disfrutar de la fiesta y a “contribuir a que Aguilafuente sea un lugar de referencia para la historia del libro”.

El programa festivo del fin de semana con motivo del Sinodal de Aguilafuente está repleto de teatro, cuentacuentos, exposiciones, pasacalles, música, artesanía y danzas. Los actos concluyen este domingo, jornada en la que destaca el concierto del conjunto de canto gregoriano Audite.