La Diputación de Segovia ha decidido “descolgarse” del proyecto Myas RC (Regulación y Comercialización de los Recursos Micológicos en Castilla y León) por motivos económicos, según anunció a la agencia Ical el gerente del Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria (Cesefor), José Luis Alonso, quien detalló que el próximo año dejarán de pagar los 60.000 euros que le correspondían.

Con la no participación de la Diputación de Segovia, el proyecto Myas será financiado por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y otras seis diputaciones. El objetivo, según Alonso, es trabajar para que las instituciones de León y Palencia se adhieran a la iniciativa de regular y comercializar con una marca de calidad el recurso micológico.

Alonso subrayó que Cesefor, que gestiona el proyecto, se “replanteará” cómo financiar las actuaciones que se ejecutan en Segovia y adelantó que será difícil mantener el puesto de trabajo del técnico que está en las zonas reguladas. “Hay que gestionar con los ayuntamientos productores y con los expendedores de licencias. Se intentará que la expedición de licencias por recoger setas en las zonas productoras se mantenga, pero es un extremo que no está asegurado”, destacó.

Asimismo, avanzó que el Cesefor presentará un proyecto a la Unión Europea que permita financiar en 2013 el proyecto Myas, que en sus inicios tuvo una inversión de cinco millones de euros por parte de la Junta y que pretende, además, establecer los mecanismos suficientes para garantizar la sostenibilidad del recurso micológico en el futuro.

La Diputación de Segovia se sumó a este proyecto, que nació en Soria, para que 30.000 hectáreas de monte público de la provincia quedaran reguladas para la recolección de setas. En su página web, destaca que el “objetivo reconocido” es el de que las setas se conviertan en fuente de desarrollo de las comarcas donde se aplique este sistema.