La Junta de Castilla y León calcula que en el plazo de ocho meses, previsiblemente, en abril el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino pueda aprobar definitivamente la declaración del Parque Nacional Cumbres de Guadarrama, que abarcará una extensión de 32.199 hectáreas. Será el quinto más extenso de España y en el segundo de la Comunidad, tras el de los Picos de Europa. La propuesta de protección afecta a la zona más alta, perteneciente a un total de 16 municipios segovianos, al abulense de Pegueritos, así como a 12 de la Comunidad de Madrid.

Las características del Parque han sido presentadas en Segovia por la vicepresidenta primera y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz. El gobierno autonómico ha puesto en marcha la tramitación de la propuesta inicial del Parque de las Cumbres de Guadarrama con la apertura de un periodo de información pública de tres meses desde que el pasado 30 de julio se publicara la documentación en el Boletín de Castilla y León (Bocyl). Así, cualquier persona o institución puede formular alegaciones, según indicó María Jesús Ruiz.

En ese sentido, en la comparecencia de prensa en la que participó con algunos de los alcaldes de los municipios afectados y del director general del Medio Natural, José Ángel Arranz, Ruiz destacó que este futuro Parque Nacional trata de “conservar la integridad de sus valores naturales, representativos del sistema natural español, así como ordenar su uso y disfrute y fomentar el conocimiento de sus valores”.

Tras resaltar que la declaración no estará reñida con el aprovechamiento de los usos tradicionales, Ruiz puso de manifiesto la importancia que tendrá como motor de desarrollo. “Es importante para la Comunidad Autónoma y para la provincia de Segovia en cuanto a las posibilidades de turismo, de desarrollo rural, de este gran espacio”. Para ello, tuvo palabras de agradecimiento para los vecinos de las localidades de la zona. “Gracias a los ciudadanos que viven en estos municipios, por el uso responsable que han hecho del monte, y que han permitido mantenerlo hasta la actualidad” se inicia la protección de todo este espacio.

Preguntada por la incertidumbre generada entre la población rural dedicada a la ganadería extensiva, la consejera respondió que el pastoreo podrá verse beneficiado. La ganadería extensiva “no sólo no está restringida, sino que además se van a habilitar ayudas”, que podrán ser destinadas a actuaciones como vallados o de gestión. “Que pregunten a los que se encuentran en otros parques nacionales”, les invitó la consejera.

Otras actividades próximas al Parque, como la del esquí que se practica en la estación de Navacerrada, podrá mantenerse, según Ruiz, que añadió que el PORN ya contempla la compatibilidad de su uso por tratarse de una actividad estacional. “Ha demostrado que no supone ningún daño y tiene su futuro garantizado”, dijo.

Proceso

María Jesús Ruiz repasó el proceso de aprobación de la propuesta que implica la entrada en vigor de las medidas de protección de este espacio, como es la caza. El acuerdo adoptado el pasado 29 de julio por la Comisión de Política Territorial y Desarrollo Rural responde al cumplimiento del protocolo suscrito en noviembre de 2009 por los presidentes de las comunidades de Madrid y Castilla y León para impulsar la declaración del Parque Nacional.

Recordó que Castilla y León y Madrid han trabajado conjuntamente para elaborar la propuesta de declaración que deberá ser aprobada por las asambleas legislativas de ambas regiones para ser remitida al Ministerio de Medio Ambiente (MARM), ya que el Gobierno central es el órgano competente para tramitar la declaración del Parque Nacional. Según la consejera, el Gobierno central podría dar su aprobación en un plazo de ocho meses.

A caballo entre las comunidades autónomas de Castilla y León y de Madrid, la Sierra de Guadarrama forma el sector central del sistema montañoso que separa ambas submesetas, constituyendo por tanto uno de los elementos orográficos más representativos de la Península Ibérica y fuente de abundantes recursos ganaderos y forestales, núcleo emblemático de biodiversidad.

El futuro Parque Nacional incluirá parte del Parque Natural Sierra de Guadarrama que próximamente será aprobado por las Cortes de Castilla y León. La Junta de Castilla y León aprobó hace varias semanas el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del espacio natural Sierra de Guadarrama y el proyecto de Ley de declaración del Parque Natural Sierra de Guadarrama, que establece las medidas necesarias para asegurar la conservación y mejora de sus ecosistemas naturales y valores paisajísticos en armonía con los usos y aprovechamientos tradicionales y con la realización de actividades educativas, científicas, culturales, recreativas o socioeconómicas compatibles con la protección medioambiental.

Comisión mixta de gestión

Una comisión mixta formada por los gobiernos de Castilla y León y de Madrid será la encargada de formar el órgano gestor que se ocupe del futuro espacio protegido, explicó la consejera tras referirse a la sentencia que atribuyó a las comunidades autónomas la competencia de gestión de los parques nacionales. “Diseñaremos el órgano específico que se encargue de la gestión”, apostilló la también vicepresidenta de la Junta, y anunció que desde el Gobierno regional se cumplirán los objetivos complementarios de protección del espacio.

También se refirió a la necesidad de establecer las futuras casas del parque que se utilizarán como centros de interpretación y de recepción de visitantes. Aseguró que una de ellas será la Casa del Aguila Imperial que se ha levantado en el municipio segoviano de Pedraza, y la otra está aún por definir.