El sistema de transporte de autobús urbano de Segovia lleva un tiempo en el punto de mira de la ciudad. El desgaste de los autobuses es evidente y las reclamaciones ante las cada vez mayores frecuentes averías he llevado a los partidos políticos mayoritarios de la ciudad a enzarzarse en un cruce de acusaciones sobre responsabilidades. Aunque lejos de la polémica, fuentes de la empresa Urbanos de Segovia UTE (Unión Temporal de Empresas) a la que fue adjudicada la concesión del transporte público, aseguran que no quieren hacer declaraciones señalan que “no hay ninguna ciudad como Segovia” para explicar el desgaste de los autobuses que circulan por la ciudad.

Sin entrar en valoraciones ni en posturas políticas, la empresa argumenta que el asfalto de la ciudad hace el desgaste inevitable. En este sentido, ejemplifican el recorrido de la Linea 1 San José-Colón, explicando que “si con tu coche propio tuvieras que hacer ese recorrido entre 30 y 40 veces al día, evidentemente se desgastaría”. Asimismo, Urbanos de Segovia añade que sin poner excusas de ningún tipo, “el desgaste es evidente”, pero que el mantenimiento se lleva a cabo para “intentar dar el mejor servicio”. No obstante, reiteran que no se pronunciarán al respecto y señalan que como concesión del Ayuntamiento, harán lo que el consistorio les dicte.

Mientras el Partido Popular segoviano denuncia el progresivo deterioro de los autobuses y el aumento de incidencias y critican al Gobierno municipal por su error al contratar el transporte público a un plazo inadecuado, 12 años según ellos; el PSOE los acusa de falta de rigor, desconocimiento, y comportamiento demagógico. Los socialistas señalan que los vehículos no tienen una antigüedad de 8 años, sino de seis y medio, y que once de los 25 autobuses que integran la flota tienen menos de 6 años, en contra de las declaraciones de los populares que critican que “el equipo bisoño de Pedro Arahuetes no fue capaz de prever que era necesario introducir cláusulas de renovación de la flota de autobuses, cuando los mismos pasen de una determinada antigüedad o kilometraje”.

Los populares aluden a unas declaraciones en las que el concejal de Tráfico, Movilidad y Seguridad Ciudadana, Alfonso Reguera, reconoce el problema de desgaste de los vehículos por a los “adoquines puntiagudos y mucho calor”. En este sentido, critican que se achaque al estado de las vías el problema, cuando el PP presentó una moción para la mejora de una parte de vías de la ciudad en “estado deplorable”, que fue rechazada por los socialistas.

Por su parte, el PSOE asegura que la oposición tergiversa las palabras del edil y asegura que desde que se aprobaron los presupuestos y desde que se puso en marcha el Plan de Mantenimiento, las averías en los autobuses urbanos han disminuido considerablemente. Aseguran que se ha pasado de más de 10 incidencias en una semana en el mes de julio a ninguna en el mismo periodo en el mes de septiembre. Los socialistas inciden en la gestión seria y eficaz de Reguera al frente de la Concejalía y lamentan que el PP no haya asistido al Foro Abierto sobre el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Segovia en el que precisamente se debatió sobre aspectos relativos a la movilidad de la ciudad, los proyectos y alternativas.