Un total de 40 fotografías mostrarán hasta el próximo 12 de julio en el Palacio de Quintanar de Segovia la cara más amarga de los conflictos armados. El hambre, el dolor por los desaparecidos, las ejecuciones, torturas y muerte de los detenidos civiles, forman parte de la exposición ‘La Humanidad en guerra’ organizada por Cruz Roja Internacional, que muestra algunos de los acontecimientos más dolorosos de la historia universal.

La hambruna en Rusia en el año 1922, la Primera Guerra Mundial con instantáneas de Francia en 1917, la Guerra entre Grecia y Turquía con fotografías del año 1923, España durante la Guerra Civil, el conflicto Árabe Israelí o Irak en el año 2003, son algunos de los ejemplos que pueden visitarse. Junto a ellas, la exposición también incluye otras imágenes que muestran la labor que cumplen los miembros del Movimiento de la Cruz Roja y el trabajo de sus voluntarios y enfermeras ayudando a las víctimas de conflictos sociales.

La muestra se une a los actos de celebración del 150 aniversario de Cruz Roja este año y nos recuerda los orígenes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), una institución imparcial e independiente con sede en Suiza, que se fundó en 1863 y dio origen al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Entre sus principales objetivos están la promoción del derecho internacional humanitario y la asistencia a personas afectadas por conflictos armados.

“La fotografía documentalista informa e instruye, se constituye en información por sí misma” explicaron fuentes de Cruz Roja para señalar que la exposición distribuida en cuatro grupos de imágenes, se relacionan con cuatro normas básicas del derecho internacional humanitario o derecho de los conflictos armados que abordan la necesidad de distinguir entre combatientes y civiles, de abstenerse atacar a la población civil con especial protección a mujeres e infancia; a asistir a heridos y enfermos protegiendo al personal sanitario; y garantizar que se preserve la dignidad de los prisioneros, permitiendo que los delegados del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) los visiten.

“Existe una simbiosis entre este tipo de fotografía y la acción humanitaria, pues es una función de la primera, el complementar y sostener a la segunda”, subrayan para recordar que las normas estipuladas en los tratados de Derecho Internacional Humanitario han de ser respetadas no sólo por los gobiernos y las fuerzas armadas de los países en conflicto, sino también por grupos armados de oposición y por cualquier otra parte en el conflicto.