La Copa del Mundo de fútbol conseguida por España el pasado 11 de julio en Sudáfrica llegará el próximo viernes a las 11.30 horas a las instalaciones del complejo deportivo municipal Open Castilla y León de la Estación de El Espinar (Segovia) donde está semana se está disputando el mejor torneo challenger del mundo.

El emblemático trofeo llegará rodeado de excepcionales medidas de seguridad y será objeto de un multitudinario homenaje en el que además de participar algunos de los jugadores que esta semana disputan el Villa de El Espinar, se espera la presencia de cientos de aficionados.

La marea roja de centenares de camisetas y banderas españolas se dará cita en el Open Castilla y León para recibir a una Copa del Mundo que tantas décadas y décadas se le ha resistido al fútbol español.

Esta vez las gradas de la pista central del Villa de El Espinar no se llenarán para ver a Rafa Nadal, Roger Federer, Juan Martín del Potro, Feliciano López o Fernando Verdasco alzar el trofeo de campeones del mejor challenger del mundo, sino para asistir a un momento único en la historia del deporte mundial y la mejor expresión del triunfo del deporte español: la coincidencia en esa pista central de la Copa del Mundo y de la ensaladera de la Copa Davis, dos de los trofeos más emblemáticos del panorama deportivo mundial.