La Asociación Provincial de Industrias de la Construcción de Segovia (APIC) y la Asociación Segoviana de Empresas Auxiliares de la Construcción (ASEAC), que de forma conjunta representan 500 empresas y más de 3.000 trabajadores, exigieron hoy a las Administraciones Públicas la aplicación de unas reformas económicas, traducidas en inversión y construcción de nuevas infraestructuras para favorecer la economía segoviana. “Unas medidas vitales para el tejido empresarial de la zona”, aseguraron, y con las que se fomentaría el mantenimiento de las empresas de la provincia, “que han perdido más del 60% de su capital humano desde que comenzara la crisis económica española”.

Los representantes de APIC, Javier Carretero, y de ASEAC, Carlos Luis Polo, trasladarán un documento a las administraciones públicas competentes para exigir el estudio y valoración de diferentes propuestas, que se concretan en una mayor inversión en infraestructuras, el mantenimiento de los tipos impositivos del régimen general y tipo reducido correspondientes al IVA, la acreditación del pago al subcontratista, o el fomento en los procesos de licitación de la utilización de la acreditación de la solvencia con medios externos, entre otros.

Según aseguraron, estas medidas benefician “la competitividad, la transparencia, el ahorro en las inversiones públicas, el mantenimiento y la creación de nuevo empleo, un mejor reparto de los fondos públicos y una distribución de la riqueza más equitativa”.

Como contrapartida, finalizaron, ambas asociaciones se comprometerán a desarrollar, firmar y difundir un Código de buen comportamiento en los pagos, “garantizando así la ética y la calidad que caracteriza al tejido empresarial de Segovia”.