Las II Jornadas Técnicas y de Difusión de la Producción Ecológica de la comarca de El Carracillo, se celebrarán durante los días 3 y 4 de agosto en Campo de Cuéllar y varias localidadades cercanas, para dar a conocer los productos de un sector “en constante crecimiento a pesar de la crisis generalizada existente”, como ha apuntado Beatriz Serrano, gerente de la Fundación Caja Rural.

El Ayuntamiento de Campo de Cuéllar, ha diseñado un extenso programa que incluye numerosas actividades para todos los públicos. La jornada se inaugurará el sábado 3 de agosto a las 11:00 horas, y dará paso a la degustación de varios productos ecológicos a cargo de la empresa Huercasa, que podrán disfrutarse a lo largo de todo el día.

Posteriormente tendrá lugar la proyección del documental ‘La vida en torno a un puchero’, de Miguel Ángel Benito, y a partir de las 18:00 horas de la tarde, se iniciarán diferentes charlas informativas, que correrán principalmente a cargo de la Asociación de Ecológicos de Segovia, que lleva varios años promoviendo el consumo ecológico en la provincia, y que dará a conocer temas tan interesantes como ‘El control de plagas en producción ecológica’ y otros relacionados con “las bondades del producto ecológico”, según ha apuntado Jesús María Pilar, alcalde de la localidad de Campo de Cuéllar.

La venta de productos ecológicos que van desde hortalizas hasta el chocolate, pasando por productos cosméticos, estará disponible durante todo el fin de semana; todo ello acompañado de actividades infantiles como castillos hinchables o payasos que amenizarán la jornada.

 

Tapeo ecológico

La ruta de tapas ecológicas es la principal novedad que alberga la II Edición de las Jornadas y que ha permitido que 8 restaurantes de diferentes municipios de la zona, puedan participar en esta iniciativa para ofrecer sus tapas ecológicas a todos aquellos que se acerquen a las localidades participantes.

El precio de las tapas es de 1’50 euros, y se servirán especialidades como rollitos de cerdo rellenos de verdura con salsa de tomate (‘Bar Moisés’ de Mudrían); ‘la delicia vasca’, una masa de pan con boquerón, salmón ahumado, pimiento del piquillo, cebolleta y apio aliñada con vinagreta (casa rural ‘El Escribano’); lasaña de verdura y solomillo braseado con reducción de vino tinto (Restaurante ‘La Chuleta’ de Navas de Oro); pastel de calabacín salteado con mayonesa de pimientos sobre pan (‘Bar Ronda’, de Navas de Oro); aguja de ternera con crema fría de zanahoria y calabaza (Bar Restaurante ‘San Bar’, de Navas de Oro); brocheta de frutas ecológicas al chocolate (Café Teatro 69 de Navas de Oro); tosta de guacamole con cherri y sardinas ahumadas (Discoteca ‘San Bar’); y tostada de verduras con crujiente de patata y huevo de codorniz (Bar ‘La Rubia’, de Campo de Cuéllar).

Las tapas tendrán premio para sus consumidores, a quienes se les entregará un ticket para un sorteo; y para los establecimientos participantes, cuyas tapas serán sometidas a un jurado especialista que determinará la tapa ganadora, a cuyo responsable se le obsequiará con un viaje, a cargo de la Fundación Caja Rural.

 

Segovia apuesta por lo ecológico

Durante la presentación de las jornadas, el alcalde de Campo de Cuéllar ha explicado la tendencia existente en la provincia hacia el consumo y la producción de productos ecológicos, a pesar de la crisis existente. En la localidad de Campo de Cuéllar, existe una empresa productora de hortalizas ecológicas, y en pueblos colindantes hay varios negocios que se encargan de la producción de alimentos ecológicos como el queso, el vino o el pollo. Segovia es una de las provincias de Castilla y León que más se está acercando a este tipo de consumo y su demanda es cada vez mayor, aumentando tanto el número de productos, como el número de consumidores que se acercan a ellos, según datos de la Asociación de Ecológicos de Segovia.

La demanda de estos productos es “cada vez más importante”, como ha apuntado el edil, y en el resto de Europa está creciendo cada vez más. A través de jornadas como esta se consigue incrementar la popularidad de esta especialidad de alimentos y otros productos, cuyo circuito de comercialización “es muy bueno porque va del productor al consumidor, eliminado prácticamente al intermediario”, ha añadido el alcalde. Esta característica, hace que la de precio entre productos ecológicos y tradicionales no sea tanta como el consumidor puede creer en un principio.

El espíritu de la industria ecológica es vender sobre todo en lugares cercanos al área de producción, para evitar el transporte de las mercancías y contribuir a lo que se conoce como “consumo en kilómetro 0”.

Se espera que las II Jornadas tengan al menos la misma aceptación y asistencia del público durante que en su anterior edición, en la que se llegó a las 1.000 personas, superando las expectativas del evento, que espera seguir creciendo gracias a la colaboración de la Fundación Caja Rural, la Diputación Provincial de Segovia y numerosas empresas de agricultura, producción y venta de productos ecológicos.

Descárgate el programa aquí.