Bajo la nieve. Así ha llevado a cabo la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) los trabajos de retirada de varios árboles caídos en el río Eresma, a su paso por la capital. En colaboración con la Concejalía de Medio Ambiente, a través del Parques y Jardines, la CHD eliminaron los ejemplares ubicados en el cauce del río como consuecuencia de la riada de Semana Santa, según han señalado fuentes del Ayuntamiento de Segovia.

«Podían generar graves problemas de retenciones en caso de que se elevara de nuevo el nivel de las aguas del río», han señalado las mismas fuentes para apuntar que la CHD, a través de la empresa Tragsa, ha empleado medios de elevación y transporte pesado, así como personal especializado en este tipo de trabajos. Por su parte el Ayuntamiento ha colaborado en la localización de los puntos conflictivos y ha facilitado el acceso a esos lugares.