La calle Los Molinos volverá a estar abierta al tráfico el próximo 1 viernes 1 de junio, aunque sólo podrá circularse por un carril hasta que se den los últimos retoques antes de acometer la pavimentación total, tras haber permanecido cortada al tráfico un mes y medio debido a las obras de urbanización de la calle Echar Piedra, en el barrio de San Lorenzo, que avanzan a buen ritmo y cumpliendo el plan previsto.

El pasado 14 de marzo el Ayuntamiento tenía que cortar al tráfico la calle Los Molinos para construir un arquetón de hormigón armado de grandes dimensiones. El plazo estimado de ejecución era de mes y medio debido a que en la zona aparecía roca que siempre dificulta y retrasa la ejecución de cualquier obra. Cumplido ese periodo y finalizada la construcción de esa infraestructura incluida en el proyecto de la calle Echar Piedra, la calle Los Molinos recuperará parcialmente la normalidad.

Una vez finalizados los trabajos de urbanización de la calle Echar Piedra (entre las calles Cardenal Zúñiga y Los Molinos), los 242,50 metros de longitud de esta vía habrán cambiado totalmente su fisonomía. El vial tendrá una única calzada con un carril de circulación, una banda de aparcamiento en línea y dos aceras. Contará con todos los servicios de saneamiento, abastecimiento, alumbrado público, telecomunicaciones, distribución de energía eléctrica y gas natural; lucirá un pavimento en granito tanto en adoquines como en losas, nuevo mobiliario urbano y árboles en las aceras.

Finalizado este proyecto el Ayuntamiento habrá completado el circuito de circulación a la plaza del barrio de San Lorenzo.