Las obras de rehabilitación en los inmuebles situados en la calle Daoiz, entre la Plaza de la Merced y la Plaza de Juan Guas, finalizaban en el plazo previsto. Los andamios han desaparecido de las fachadas y la calle ha quedado totalmente libre.

Los trabajos, iniciados el pasado mes de abril, tenían como plazo de ejecución y justificación el 31 de agosto y esos plazos se han cumplido, ya que el pasado 28 de agosto se desmontaban los dos últimos andamios que quedaban en la calle.

Tras esta actuación, la imagen de la calle Daoiz, una de las principales arterias del recinto amurallado, ha cambiado totalmente. Se ha intervenido en 119 viviendas con una inversión de 983.000 euros de los cuales 687.203 euros han sido subvencionados con cargo al programa del Área de Rehabilitación de las Canonjías que gestiona la Concejalía de Patrimonio Histórico.

El resultado de las obras es visible a lo largo de la calle Daoiz, aunque no sólo se han realizado en las fachadas de los inmuebles. Muchos de esos trabajos se han ejecutado en el interior de los edificios, en los patios y cubiertas, en la adecuación de instalaciones o en la resolución de humedades.

Los trabajo realizados, que en ningún momento han interferido en el tránsito peatonal y en la actividad comercial de la calle, se han llevado a cabo bajo el atento seguimiento de la oficina del ARCH tanto durante el montaje de los andamios (la mayor parte en ménsula para reducir riesgos y facilitar el trabajo) de forma escalonada para minimizar las interferencias y agilizar las obras como durante el transcurso de las mismas y el desmontaje final de los andamios.

La ejecutada ha sido una intervención única y de gran complejidad al requerir la coordinación de todos los promotores y contratistas, que ha hecho posible la intervención en todos los inmuebles de la calle, desde la Plaza de la Merced hasta la de Juan Guas, salvo en dos inmuebles que no se acogieron a las ayudas.

Ahora y tras varias reuniones con vecinos y comerciantes de la zona, el Ayuntamiento ha acordado mantener la calle cerrada al tráfico. Por ella sólo podrán circular residentes, carga y descarga, servicios públicos y garajes.

El resto de calles recuperarán el sentido que tenían antes de las obras, aunque el acceso a la zona queda igualmente limitado a los vehículos autorizados.

Además de las ayudas a los particulares para el acondicionamiento de los edificios, el programa incluye la mejora de 25 espacios públicos. De hecho, está previsto que en 2014 comiencen las obras de reurbanización de la calle Daoiz en la que se acometerá la renovación de infraestructuras y pavimentos, y el soterrado de cableado que, de momento, queda pendiente y anclado provisionalmente por las fachadas ahora rehabilitadas.