La Alhóndiga de Segovia acogerá hasta el día 6 de mayo la exposición “Borodinó, La Batalla de los Gigantes. 1812-2012”, una muestra de 46 fotografías que reflejan pinturas, grabados y documentos de este museo ruso que rememora La batalla de los gigantes de 1812.

A través de la exposición, inaugurada por la concejalas de Cultura y Medio Ambiente, Clara Luquero y Paloma Maroto junto a miembros de la embajada rusa en España; los segovianos podrán acercarse a los uniformes, retratos de los mandos de ambos bandos, escenas de la más importante de las batallas de la Guerra Patria o de las cartas entre Alejandro I y Napoleón I.

“Borodinó, la batalla de los Gigantes.1812-2012” es un ejemplo más de la estrecha relación que mantiene la ciudad de Segovia con la embajada rusa, como señalaron fuentes municipales; “lo que permite a los segovianos acercarse a este país, a su historia, costumbres y proyectos de futuro”.

La Alhóndiga permanecerá abierta de martes a viernes de 17:30 a 20:30 horas y los sábados, domingos y festivos de 12:00 a 14:00 horas y de 17:30 a 20:30 horas. Los lunes la sala permanecerá cerrada.

En el verano de 1812 el ejército de Napoleón I cruzaba la frontera rusa. Las tropas francesas, 125.00 personas, median sus fuerzas a las de Alejandro I de Rusia, 135.000 soldados. “La batalla de los gigantes” duraba 15 días. Morían 40.000 personas: rusos, franceses, holandeses, españoles, italianos, alemanes, polacos, portugueses, croatas…

El campo de batalla, 11 hectáreas, se convertía en lugar sagrado. Allí, en memoria de todos los caídos, se levantaba el Museo Estatal Histórico Militar Borodinó que alberga piezas realmente únicas: objetos personales del Comandante en Jefe del Ejército Ruso, Mijaíl Kutúzov,  y de los participantes de las guerras napoleónicas, pinturas de la batalla, retratos de los héroes, armas, uniformes y porcelanas.