La Asociación Española de Guardias Civiles denuncia en un comunicado que la falta de dinero, medios y personal, “pone en serias dificultades a los guardias civiles de Segovia y ofrece a los segovianos una seguridad de tercera”.

La AEGC argumenta que “somos el único cuerpo policial con presencia en todo el territorio nacional y el de mayor cercanía al ciudadano, pero eso conlleva un coste económico, de medios y de personal que la Administración parece no estar dispuesta a asumir porque sabe que siempre cuenta con el sobreesfuerzo que los hombres y mujeres de este cuerpo siempre están dispuestos a realizar”. Además explican sobre los cuarteles que  “muchos de ellos se caen a pedazos” y que es necesario invertir en personal y material. Lamentan que “dar un buen servicio al ciudadano implica, cada día, más dificultades para los guardias”.

En el puesto de Riaza, afirman que no tienen ni agua caliente ni calefacción “han tenido que poner remedio los guardias de su sueldo y esfuerzo, instalando, algunos, estufas, pero el para el problema del agua corriente no han encontrado solución porque la escasa presión con la que el agua llegaba al cuartel, impedía que llegase a las viviendas, teniendo los Guardias Civiles y sus familias que utilizar para ducharse un baño que hay en dependencias oficiales, junto al Cuarto de Puertas del Cuartel”.

Por otra parte, en el puesto del Real Sitio, las nevadas del año pasado ocasionaron la caída de los canalones que recogen el agua de lluvia “al carecer de canalones, el agua pasa directamente a la fachada, lo que ha producido que se desprendan enormes trozos de la monocapa que la recubre y que otros muchos estén al caer, con el consiguiente peligro para los viandantes”.

“Estos son dos de los ejemplos más acuciantes en cuanto a reparaciones, pero no son los únicos, y de todos es conocedora la Comandancia, porque AEGC se ha encargado de reclamar sus reparaciones en cada reunión celebrada, pero ahí siguen, haciendo malabarismos con el escaso presupuesto para rehabilitación de cuarteles del que disponen. Por este motivo desde AEGC solo nos queda exigir al gobierno y al ministerio que, si no quieren dar una solución a la falta de personal y un lugar de trabajo que cumpla con su Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que tenga el valor de afrontar con carácter urgente un nuevo despliegue territorial. Un cuartel con dos integrantes ni es disuasorio ni da seguridad”, concluye el comunicado.