Este lunes recibimos la noticia de que este diario, Segoviaudaz.es, había sido denunciado por Javier Arranz por informar del terrible error que su Concejalía había cometido con la publicación y financiación de un disco que insulta gravemente al Rey. Según confirmó el propio edil (que este martes ha renunciado a sus competencias de Juventud y Educación) la denuncia se justificaba en que si este medio, www.segoviaudaz.es, tenía conocimiento de la existencia de esa canción, y del delito que presentaba, debía denunciarlo ante la fiscalía. Esto quiere decir, que si usted, estimado lector, tiene conocimiento de la canción en cuestión y no lo ha denunciado ante la Fiscalía, puede atenerse a las consecuencias…

Tras esta acción, y tras pensar un poco las cosas, dicho sujeto ha modificado la denuncia en el Juzgado número 5 de la capital, eximiendo, según sus propias palabras, de responsabilidad a este diario y a otro medio regional que, igualmente, se ha convertido en el foco de sus iras tras el escándalo producido.

Todo comenzó el pasado jueves, cuando saltó la noticia. Ninguno de los profesionales de los medios podría creer lo que leía y escuchaba cuando, a última hora de la mañana recibíamos una nota de prensa del Partido Popular denunciando una nefasta canción, del grupo ‘Ardor destómago’, incluida en un CD financiado y editado por la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Segovia, donde reitaradamente se insultaba al Rey, el Jefe de Estado.

Como el resto de compañeros, nos hicimos eco de la noticia y, haciendo gala de nuestra profesionalidad, llamamos al edil para contrastar la noticia y que, de su propia voz, nos explicará el motivo de este triste incidente. Sus declaraciones fueron contundentes, (aunque después fueron desmentidas e incluso rectificadas en varias ocasiones a lo largo de seis días). En ese momento aseguró «no se la habían colado» (rectificamos a petición del Concejal que nos ha insistido en que no conocía la letra) y  basó su argumento en la “libertad de expresión”. “Cada uno canta y dice lo que quiere”, explicaba el concejal, ante la atónita periodista que le leyó la letra de la canción para que valorase las palabras y declaraciones que estaba efectuando.

Hasta aquí, todo medio normal. En las horas sucesivas otros periódicos de tirada nacional así como la mayor parte de las radios y televisiones de nuestro país se hicieron eco del suceso, un duro palo para el Ayuntamiento y principalmente para el alcalde, Pedro Arahuetes, quien se ha convertido en el foco de todas las críticas por la incompetencia de su concejal. Sin hacer artículos de opinión y juicios de valor, este diario ha seguido informando con las noticias que, al respecto, se han ido produciendo: El decreto de Alcaldía pidiendo disculpas, la petición de dimisión por parte de UPyD así como la retirada del disco, nada lejos de la misma línea de otros medios de comunicación.

Sin embargo, las iras de Arranz se han vertido contra este medio de comunicación, y ayer le quisimos preguntar el porqué. Su respuesta ha sido igual de contundente: “Si conocíais la letra (cuya directora, María Coco, leyó personalmente al edil en su primera conversación sobre el tema) deberíais haberlo denunciado ante la Fiscalía. Evidentemente, conocimos la noticia cuando fue remitida a través de un comunicado de prensa, al mismo tiempo que el resto de los periodistas, sin embargo, mal asesorado, Javier Arranz ha decidido ‘tirar balones fuera’ y denunciar a quien le ha parecido, los dos medios que le llamaron para contrastar la información. Desde nuestro punto de vista, el único propósito ha sido intentar desprestigiar a los periodistas que componen esta redacción así como intentar marcar ‘políticamente’ a un medio imparcial, a pesar de las apreciaciones de uno de los miembros de las filas del PSOE.

 

Denuncia confirmada, aunque dependiendo de para quién

La denuncia fue confirmada en la noche del lunes por el propio concejal a la directora de este medio, mediante conversación telefónica, así como por otros miembros del equipo de Gobierno, también por periodistas y amigos, a quienes Arranz iba contando sus “acciones contundentes” para intentar ocultar su terrible fallo. Y este martes, llegaba la rectificación que, como bien dice el edil, es de sabios.

El asunto ha sido trasladado a la Asociación de la Prensa de Segovia, entidad que se encarga de velar por los profesionales de la provincia, y a la que pertenecen dos de las afectadas. Tras ello, el concejal ha negado que esta denuncia y declaraciones se hayan producido, (tanto contra este, como a otro medio), unos hechos que sí han sido confirmados por esta redacción en el propio juzgado. ¿Es necesario volver a meter la pata? Previsiblemente, mañana miércoles la Junta Directiva  de los periodistas segovianos decidirá si apoyar o no la petición de las periodistas denunciadas, quienes han pedido que se haga público una nota reclamando el respeto y abogando porque los partidos no introduzcan a los medios en sus guerras políticas.

 

Nefasta gestión de una crisis

No vamos a entrar a valorar cuándo debe irse o si debe hacerlo, lo que está claro es que han sido muchas voces y muchos medios los que han pedido su cese. Todo hubiera sido diferente si Arranz hubiera asumido su responsabilidad, retirado el CD y hubiese pedido disculpas tanto a la Casa Real como a los segovianos desde el minuto cero. Entonces, nada de esto hubiera ocurrido y el incidente no tendría consecuencias políticas. No ha sido así. La nefasta gestión de esta crisis, con nota de prensa  incluida el jueves por la tarde defendiendo el concurso (previa al decreto del alcalde), ha provocado un auténtico terremoto en la política municipal. Una guerra política en la que pretenden vincular a los medios, en base a intereses particulares.

 

Gracias por todos vuestros comentarios (al margen de dos que han sido eliminado por graves acusaciones a María Coco y al propio concejal, que no vamos a tolerar).

Sólo nos gustaría añadir una cosa como Segoviaudaz.es, una reflexión sincera. (16-06-10  11:11horas)

Al margen de esta metedura de pata, queremos apuntar que Javier Arranz fue nuestra primera entrevista (de ahí la foto de este artículo), y nuestro primer apoyo en este diario porque, como nos dijo, estaría al lado de los jóvenes de la capital, y así fue. A pesar de ello, y como profesionales, hemos visto conveniente publicar un artículo defendiendo a los profesionales que integramos esta plantilla, al estar en la boca de muchos profesionales y segovianos. Sí que es cierto, el concejal efectuó un importante trabajo en la Concejalía Juventud, con la puesta en marcha de un departamento e impulsando con un presupuesto mínimo, un sinfín de actividades para promocionar a los jóvenes. Ahora bien, el no haberlo supervisado, por parte de quien corresponda, ha sido un grave error y el señalar a medios otro. Sin duda, si hubiera hecho como otras personas y hubiese apagado el móvil, sin hacer declaraciones precipitadas, ahora no hubiera ocurrido esto. En Segoviaudaz.es seguimos valorando su trabajo, y lamentando lo ocurrido, deseando que todo le vaya bien en sus competencias y dando por terminada esta polémica en la que, triste y equivocadamente, nos hemos visto involucrados.