El Alcalde de Segovia acaba de hacer público un decreto en el que dicta las medidas adoptadas «tras examinar la documentación del expediente interno abierto sobre la canción “Una historia real” del CD de la IV Muestra de Música Joven», tema en el que se incluían varios insultos al Rey y CD subvencionado por el consistorio.

Dicho documento afirma que «una vez examinada toda la documentación existente en el expediente interno abierto y con el fin de esclarecer todo lo acontecido en torno al mismo y en cumplimiento de dicho decreto, el Alcalde ha resuelto esta misma mañana » aceptar «la puesta a disposición del Alcalde de las dos delegaciones de Educación y Juventud que venía desempeñando hasta el día de hoy Javier Arranz Romero, asumiendo este Concejal la responsabilidad política de no haber supervisado correctamente el trabajo de los técnicos municipales y por tanto dejar sin efecto las citadas delegaciones». Según se explica en el decreto, será el también concejal Óscar Alonso Barba quien a partir de ahora se haga cargo de la Concejalía de Juventud aunque Arranz seguirá al frente de la cartera de Deportes.

El documento acepta asimismo las «disculpas y la responsabilidad del anterior Coordinador de Educación y Juventud, Rafael Acebes Valentín, al haber asumido su responsabilidad técnica de su actuación hasta el 31 de marzo de 2010, desempeñando su puesto de trabajo como funcionario de este Ayuntamiento» y figura la también cesión de su heredero en el cargo, Víctor Herrero Miguelsanz, que apenas venía desarrollando este trabajo desde el pasado 11 de abril. 

En el texto remitido por el consistorio, se asegura que éste decreto ya ha sido notificado a los interesados y se dará cuenta del mismo en la próxima sesión del Pleno Municipal que celebre este Ayuntamiento.

Por su parte, el ya exconcejal de Juventud ha comunicado la noticias desde su muro de Facebook donde ha explicado que «hoy, 15 de junio, he presentado mi dimisión por un error de un funcionario» y ha agradecido «el apoyo a mi familia y el Alcalde por aceptarla (la dimisión». «Durante todo mi mandato al frente del área de Juventud y Educación del Ayto. de Segovia me he desvivido por estas áreas igual que por el Deporte (sic) de esta ciudad sin obtener una sola remuneración económica», afirma.

Apenas unas horas antes, ha vuelto a insistir desde la red social en que «defenderé a capa y espada la libertad de información y la de expresión, nunca la libertad de injurias y menos que vayan a por mi por interes politico (sic)».

Desde el primer momento en que saltó la polémica hace apenas una semana fueron muchas las voces que pidieron al Ayuntamiento la depuración de responsabilidades, apuntando todos los dedos hacia Javier Arranz. Sin embargo, él insistía en culpar a los técnicos del Ayuntamiento e incluso en un primer momento apeló a la libertad de expresión de los grupos para escoger las letras de sus canciones. Un argumento que no resistió ni 24 horas, las que tardó el consistorio en poner a disposición de la Fiscalía los hechos por si fueran constitutivos de delito (recordemos que el Código Penal establece que penas de hasta 6 meses a 2 años de prisión para aquellos que injurien e insulten al Rey o a cualquiera de sus ascendientes o descendientes) y emitir una disculpa escrita para con la Casa Real, disculpa que ayer hubo de repetir Pedro Arahuetes por teléfono.