Izquierda Unida de Segovia propondrá ante el pleno municipal del próximo 29 de abril el cobro con ‘carácter urgente’ de un impuesto a las entidades bancarias por instalar cajeros en espacios públicos. A través de la elaboración de una Ordenanza Fiscal, el grupo político pide que no se exima a las entidades “a las que se ha inyectado grandes cantidades de dinero público” de este tipo de gravamen que sí pagan otros colectivos .

El texto de la moción recordó el beneficio económico que reportan los cajeros a bancos y cajas de ahorro por ofrecer un servicio las 24 horas, y lamentó la pérdida de ingresos para las arcas municipales. Para el portavoz del grupo, Luis Peñalosa, se produce “una injusticia moral y fiscal ya que las entidades financieras obtienen beneficios económicos aprovechándose del dominio público sin pagar ninguna tasa”.

Además de subrayar que los cajeros suponen diferentes gastos al Consistorio como derivados por el mantenimiento de la limpieza o la seguridad ciudadana, IU señaló que la medida ya se aplicó en otras ciudades como Cádiz, Badajoz o Zaragoza. En este sentido, argumentó que “los ayuntamientos tienen legitimidad para cobrar esta tasa municipal a los cajeros automáticos instalados en la fachada de las entidades financieras ya que existe una consolidada jurisprudencia del Tribunal Supremo respaldando este tipo de medidas”.

Para finalizar el grupo político municipal quiso resaltar que la nueva tasa tendría que ser sufragada por las propias entidades “sin perjuicio para el consumidor” puesto que son los bancos y las cajas “los que se enriquecen de esa utilización del dominio público, y no los usuarios”.