El Gobierno no eliminará en 2014 el gravamen complementario del IRPF que aprobó cuando llegó al poder y que afirmó que estaría en vigor sólo en los años 2012 y 2013. Así lo anunció hoy el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Montoro indicó que la idea del Gobierno es retirar ese gravamen complementario en 2015, porque antes “no es factible”.

De igual manera, el Ejecutivo de Mariano Rajoy aprobará una Ley de Desindexación de la Economía Española, con lo que utilizará un índice diferente al IPC para las rentas públicas, tal y como declaró la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

En el marco de ese plan se incluirá la citada ley, que tiene como objetivo aplicar un índice diferente del IPC en las rentas públicas, sobre todo en lo que se refiere a contratos administrativos, informa Ical.

El Gobierno ha fijado en el 6,3% del PIB el objetivo de déficit público del conjunto de las administraciones públicas españolas para este 2013, según informó en la misma rueda de prensa. Así, el Ejecutivo propone a la Comisión Europea que un déficit público que se encuentra 1,8 puntos por encima del que se había pactado, y que era del 4,5 por ciento del PIB.

El Consejo aprobó el Programa de Estabilidad y el nuevo Plan Nacional de Reformas, que se remitirán ahora a Bruselas. Ahora, el equipo de Mariano Rajoy tendrá que negociar con la Comisión Europea cuál es la senda definitiva de consolidación fiscal para el presente ejercicio. De cara a 2014, el Gobierno establece un déficit público del 5,5 por ciento, frente al 2,8 al que se había comprometido, y del 4,1 por ciento para 2015.

El Ejecutivo de Rajoy estima que la destrucción de empleo alcanzará el 3,4 por ciento este año y seguirá cayendo en el que viene, con una reducción del 0,4, según recoge el cuadro macroeconómico aprobado por el Consejo de Ministros.

Con esta evolución del empleo, el Ejecutivo estima que la tasa de paro media del presente ejercicio será del 27,1 por ciento, mientras que en el año próximo se reducirá cuatro décimas, hasta el 26,7.

Será a partir del año 2015 cuando el Gobierno prevé que empiece a crecer el empleo, con un aumento del 0,3 por ciento, que será del 0,7 en 2016. En estos años, la tasa de paro se situará en el 25,8 y el 24,8 por ciento, respectivamente.

 

Caída del 1,3% el PIB

La economía española registrará de igual manera una caída del 1,3 por ciento en 2013, según este nuevo cuadro macroeconómico presentado hoy. De esta manera, el Ejecutivo estima ahora que el PIB caerá ocho décimas más que en su anterior previsión, en la que apuntaba una contracción de la economía del 0,5. Para los siguientes ejercicios, el Ejecutivo estima un crecimiento de medio punto en 2014, del 0,9 por ciento en 2015 y del 1,3 en 2016.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, apuntó que las hipótesis recogidas en este cuadro son “extremadamente conservadoras”, ya que no recogen el impacto positivo de la caída de los costes de la financiación ni la estimada mejoría de la economía europea.

La razón es dar un “nivel de credibilidad” elevado a estas previsiones para que sean una garantía de cumplimiento de la senda de reducción del déficit y se perciban como “fácilmente alcanzables”.

 

Rajoy comparecerá

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparecerá en las próximas semanas en el Congreso de los Diputados a petición propia para explicar el nuevo plan de reformas aprobado hoy. Así lo anunció Sáenz de Santamaría, quien aseguró que no hay subidas de grandes impuestos como el IVA o el IRPF y que la intención del Ejecutivo es reducir paulatinamente la presión fiscal a medida que lo vaya permitiendo el contexto económico.

Sáenz de Santamaría aseveró que el esfuerzo realizado por los españoles en el año 2012 “permite afrontar reformas estructurales en vez de medidas de ajuste”. Además, avanzó que el nuevo plan de reformas no contempla variaciones en la política económica de Mariano Rajoy, porque ésta “no se improvisa”. Por lo tanto, remachó, “va a ser la misma, no va a haber alteraciones”.