Medio mundo tenía y tiene los ojos puestos en los Duques de Cambrige, que hoy se han convertido en marido mujer en la que quizás sea ya la boda con más tuits y actualizaciones de estado de la historia. El Príncipe Guillermo y su ya esposa, Catalina, se han convertido desde el punto de la mañana en la comidilla de internet.

En España, todos los TT de Twitter (un listado con los temas más comentados en cada momentos) están protagonizados por el enlace real. Desde el hastag oficial, RoyalWedding, hasta su versión española, #bodareal o, cómo no, los propios novio,  Guillermo y Kate Middleton, que en este caso, hacía también protagonista de la jornada en España a la diseñadora de su vestido de novio, Sarah Burton de la firma de Alexander McQueen.

Tampoco podían faltar en esa comidilla cibernética el cotilleo sobre algunos de los invitados. Así, los Beckham y nuestra Princesa Letizia se convertían también a media mañana en TT por sus imponentes modelos; la Beckham con una túnica azul oscuro y embarazada de seis meses del brazo de su guapísimo marido, y la Princesa con su vestido de tono empolvado, firmado por Felipe Varela, que ha cosechado más halagos que críticas en ese pequeño patio de porteras que suele ser Twitter en este tipo de ocasiones.

Muchos han sido también los que han seguido el trascurso del enlace en directo a través del canal oficial que la Monarquía británica tiene en YouTube. Lo cierto es que la casa real británica, conscientes del interés que ha despertado desde el primer momento la pareja, a quienes la reina ha concedido los título de Duques de Cambridge, han optado por la trasparencia, actualizando constantemente la información oficial a través de su presencia en la red. En concreto, podemos destacar el ya mencionado canal en YouTube, su página en Flickr, su página de Facebook o incluso el Twitter de The Clerence House, residencia oficial del padre del novio, el Príncipe Carlos, y hasta ahora, también hogar del Príncipe Guillermo.

Lo dicho, una boda de lo más 2.0. sellada con un tímido beso.