El Museo Esteban Vicente de Segovia podrá seguir abierto gracias a dos aportaciones extraordinarias de la Junta de Castilla y León y la fundación americana ‘The Harriet and Esteban Vicente’. Fuentes del museo informaron a Ical de que la nueva inyección económica garantiza la actividad al menos hasta el próximo 31 de diciembre, pero a partir de esa fecha su futuro no está asegurado, según se desprende del pleno que celebraron esta mañana los miembros del Consorcio.

La directora del museo, Ana Martínez de Aguilar, precisó que la aportación extraordinaria comprometida por el Gobierno regional es de “entre 7.000 y 8.000 euros”, mientras que ‘The Harriet and Esteban Vicente Foundation’ pondrá “unos 17.000”, suficiente para acabar un año mucho más satisfactorio en lo cultural que en lo económico, ya que en lo que va de 2013 ha recibido 12.828 visitas, casi 1.200 más que en este mismo periodo de 2012.

Lo que suceda a partir del próximo año con la actividad de la pinacoteca segoviana sigue siendo una incógnita, aunque se despejaría de manera notable si finalmente consigue que el Gobierno central le dé luz verde a un proyecto que opta desde a ser financiado con cargo al Uno por ciento Cultural. En cualquier caso, de uno u otro modo su futuro pasa por un plan de viabilidad que se empezará a elaborar ahora, tal y como se acordó en la reunión de hoy, y que será más o menos drástico según a cuánto ascienda la financiación extra que pueda conseguir en los próximos meses. 

El museo segoviano de arte contemporáneo, que abrió sus puertas en 1998, vive en crisis permanente desde que en 2008 comenzaron a flaquear las aportaciones públicas y privadas; de hecho, llegó a funcionar con presupuestos anuales de más de un millón y medio de euros, el doble que ahora. Ya en 2012 estuvo a punto de cerrar durante el último cuatrimestre, aunque al final se mantuvo gracias a la venta de un cuadro de Vicente por parte de Abertis Autopistas, miembro del Consorcio, al empresario Andrés Ortega, de Ambientair, que a su vez lo cedió además a la propia pinacoteca.

En sus instalaciones acoge la colección de obras donada por Esteban Vicente (Turégano, 1903 – Bridgehampton, 2001), considerado el único miembro español de la generación que inició la Escuela de Nueva York del Expresionismo Abstracto Americano, primer movimiento genuinamente estadounidense dentro del arte abstracto.

Cuenta con cinco salas de exposición y la citada colección permanente del artista tureganense se alterna con muestras temporales y diversas actividades como conferencias, recitales, proyecciones o conciertos, así como talleres educativos.