Unas 60 personas trabajan en la extinción del incendio originado en un principio en la localidad segoviana de Frumales pero que afecta ahora al término municipal de Cuéllar y que ha quemado hasta el momento unas 30 hectáreas de superficie arbolada, la mayoría pino resinero, según indicaron fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

El fuego se inició en torno a las 16.15 horas en un monte de utilidad pública por causas que aún se desconocen. Desde el Centro Provincial de Mando se han movilizado hasta siete helicópteros, cuatro cuadrillas helitransportadas, dos tractores y cinco autobombas para sofocar el incendio.

En concreto, el fuego se inició en un pinar de un monte de utilidad pública del término municipal de Cuéllar, en las proximidades del río Cega. La afección a superficie arbolada y el avance del fuego han obligado a activar el nivel 1 del INFOCAL a las 17.26 horas por la posible afección a esta superfie arbolada.

En este momento, a las 20.45 horas, la superficie afectada es ligeramente superior a las 30 hectáreas y desde el Centro Provincial de Mando, ubicado en la Delegación Territorial de la Junta en Segovia, se han movilizado siete helicópteros, cuatro cuadrillas helitransportadas, cinco autobombas (dos de la Junta de Castilla y León y tres de los ayuntamientos de Coca, Íscar y Cuéllar), dos tractores, agentes medioambientales y un técnico-director de extinción.

Los medios desplazados continúan trabajando para controlar el fuego cuyas causas a esta hora aún se desconocen, si bien los vecinos consultados por la Agencia Ical sospechan de que se pueda tratar de un incendio intencionado dado que hace unos años la resina se ha convertido en el medio de vida de muchas personas de la comarca.

En las labores están colaborando vecinos de las localidades de Frumales o Zarzuela del Pinar, entre otros. Todos se lamentaron del suceso y aseguraron que no recordaban un incendio de estas magnitudes en un pinar que, en la actualidad, se encuentra resinando.

Al mismo tiempo, la “gran columna de humo” provocada por el fuego entre la localidad de Frumales y la pedanía de Dehesa Mayor, ubicadas a 2 y 6 kilómetros de Cuéllar (Segovia) respectivamente, alertó a sus vecinos creando momentos de confusión y temor a que el fuego traspase a la zona de pinares resineros, como aseguró el alcalde pedáneo de Dehesa Mayor, José Antonio Olmos.

Según lo estimado por el regidor el fuego habría comenzado alrededor de las 16 horas en la orilla del río Cega a su paso por la localidad. Regente de un bar en el municipio, Olmos explicó el sobresalto de los vecinos quienes entraban a su negocio temiendo que el incendio estuviera más cerca del municipio debido a la gran columna de humo y a las llamaradas.

A media tarde, los Bomberos de Segovia se mantenían a la espera, aunque sin descartar una salida a la zona ubicada a unos 66 kilómetros de la capital segoviana. “Parece importante”, aseguró uno de los efectivos del incendio que a esta hora ha sido declarado de nivel 1 por la posible afección de más de 30 hectáreas.