La Guardia Civil de Segovia se ha incautado de 11,4 kilogramos de hachís en una de las principales operaciones contra la droga realizada en los últimos años. El material se encontraba escondido en un turismo que circulaba por la autopista AP-6, en el término de El Espinar.

Además los agentes detuvieron a uno de los ocupantes del turismo, con iniciales D.M., y de 27 años de edad, vecino de Murcia y de nacionalidad marroquí. La otra persona que viajaba en el vehículo, que está identificada, huyó saltando a un terraplén.

La subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, y el teniente coronel de la Guardia Civil de Segovia, Juan Miguel Jiménez, presentaron el resultado de esta actuación en rueda de prensa hoy y explicaron los detalles de la poeración.

Según dijeron una patrulla del puesto de la Guardia Civil de San Rafael circulaba por la carretera AP-6, sobre el kilómetro 56 en sentido Coruña. Observó una maniobra extraña de un Mercedes Benz, matrícula 0089-GCZ, por lo que procedieron a seguir al vehículo. Tras parar en el área de descanso del kilómetro 59, los agentes realizaron un control y encontraron en la inspección, entre la moqueta y la chapa del maletero un total de 5,3 kilogramos de hachís en tabletas. Por este motivo procedieron a la identificación de los dos ocupantes, uno de los cuales pudo ser detenido, mientras el otro escapó.

El vehículo fue trasladado hasta el cuartel de San Rafael, donde perros del Servicio Cinológico detectaron otros 6,1 kilogramos de hachís en un doble fondo debajo del asiento trasero.

La subdelegada del Gobierno resaltó “la importancia de la labor preventiva de la Guardia Civil, así como del resto de los fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, para evitar delitos”.