Un hombre de 56 años, con iniciales A.D.C., resultó herido ayer al caerse cuando trabajaba en las obras de reparación de la cubierta de la catedral de Segovia. Fuentes del Servicio de Emergencias de Castilla y León 112 señalaron que el varón sufrió daños en la espalda tras precipitarse desde unos tres metros de altura.

Los hechos ocurrieron sobre las 16.15 horas, cuando el trabajador se encontraba en uno de los andamios colocados en la catedral segoviana para efectuar las labores de reparación de la cubierta que se llevan a cabo actualmente.

Hasta la catedral se desplazaron efectivos de la Policía Local, Cuerpo Nacional de Policía, bomberos de Segovia y Emergencias Sanitarias, que envió una UVI móvil.

El personal sanitario atendió al herido en el lugar del accidente, aunque posteriormente fue trasladado al Complejo Asistencial de Segovia.