El Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, ha realizado una sencilla, pero útil escalera en el talud situado entre la Cuesta de San Bartolomé y el Paseo del Obispo.

Empleando materiales que provocan poco impacto visual para la zona en la que se ha intervenido, como son la piedra, la madera y el jabre, los canteros de la Sección de Parques y Jardines han acondicionado unos tramos de escalera en la parte más próxima a la Cuesta de San Bartolomé y en la parte más cercana al Paseo del Obispo. En la zona alta se ha utilizado, sobre todo la madera para la barandilla y la delimitación de los peldaños, en la zona más baja se ha utilizado la piedra, similar a la del murete que delimita el talud y el Paseo del Obispo.

Con esta intervención se facilita el transito por la vereda que, aun sin ser un camino destinado a ese fin, lo utilizaban muchas personas como atajo, evitando el tener que llegar a la calle Taray por la acera. De hecho, con esta sencilla infraestructura la Concejalía de Medio Ambiente responde a una demanda realizada por los vecinos y usuarios habituales de esta zona de la ciudad.

Con esta escalera se salva la parte más pendiente del talud en ambos extremos, facilitando la subida y la bajada por la vereda.

La nueva escalera permite incorporar la zona ajardinada al uso cotidiano de los segovianos sin ocasionar con ello ninguna alteración al paisaje.