El PSOE ha tildado de ‘clientelista’ la gestión del presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, señalando que la gestión del popular fomenta la ayuda a ayuntamientos amigos y el reparto discrecional de fondos y planes provinciales. Además manifiesta que continúa con el ‘déficit democrático que el PP venía relizando en los últimos años’. Así lo ha señalado Juan Luis Gordo, secretario general del PSOE que añade “Vázquez confunde la institución con el partido; ahora entiendo por qué el anterior presidente hablaba de “mi presidente” en los plenos de la Diputación”.

Por otra parte, Juan Luis Gordo denunció que “Francisco Vázquez vuelve a faltar a la verdad cuando ‘vende’ austeridad y reducción en las retribuciones, cuando aumenta la asignación al Grupo de Diputados del PP y se la rebaja a la del Socialista”. “De hecho, el Grupo Socialista tiene la asignación más baja de toda la Comunidad de Castilla y León”, afirmó y añadió que “bien pareciera que el PP y Vázquez quieran ahogar al PSOE para dificultar su oposición y el control que democráticamente debe realizar al equipo de Gobierno provincial”.

Recordó que el presidente de la Diputación recibe una asignación superior en 9.000 euros a la del alcalde de Segovia, y que los diputados delegados, de media, casi 22.000 más que los concejales.

Por otro lado, criticó que “el PP de la Diputación no haya permitido a los socialistas colaborar en la Junta de Gobierno y en la Mesa de Contratación» y puso como ejemplo de las situaciones a las que conlleva esta falta de transparencia las contrataciones del Teatro Juan Bravo, el viaje ‘lúdico’ a China por diputados y familiares o la compra de un coche de lujo para el presidente de la institución provincial, “todo, naturalmente, pagado con dinero de los ciudadanos”.

Para finalizar Gordo remarcó que “el presidente de la Diputación entra con mal pie, con autoritarismo y desprecio a quienes proponen planteamientos distintos a los suyos; por el contrario, el PSOE tiende su mano para garantizar la gobernabilidad, pero no el desprecio, porque sería el desprecio para los segovianos”.