El Estadio Municipal de La Albuera no se ha achantado ante el frío. Los aficionados han respondido y han subido a animar a su equipo. Toda la gente que ha suubido al partido ha podrido degustar unos ricos bocadillos de chorizo por cortesía de Alimentos de Segovia. Además se ha hecho una rifa para sortear un jamón y un queso donados por Gordo Muñoz. El partido comenzaba con un minuto de silencio por Eduardo Gómez, socio veterano de la Gimnástica Segoviana y gran amante del club, que fallecía esta semana.

La Segoviana ha salido con ganas de «comerse» el partido, con intensidad. Y lo ha demostrado nada más empezar con un gol en el minuto 2, de Otero. En el 15, Otero volvía a colar el esférico en la red de Pedro, y en el minuto 19 marcaba de nuevo otro gol. 3-0 en los veinte primeros minutos de partido. En el 44´Mario Molina ponía el 4-0 en el marcador a favor de la Segoviana.

La segunda parte ha sido también para la Segoviana, que ha dominado todo el encuentro ante el Santa Marta, que ya acusaba el bajo estado de ánimo del marcador. En el minuto 67 Mario Molina sentenciaba el encuentro. Un contundente 5-0 que se ha lleva la Gimnástica segoviana antes de comenzar el período vacacional navideño.

Impresiones

El entrenador de la U.D. Santa Marta, José Mª Bare, ha calificado este partido como «un regalo de navidad para la Segoviana». Ha reconocido que los tres goles encajados en tan sólo 20 minutos de partido les han dejado tocados. «Hemos salido sin agresividad y sin expresividad deportiva», concluía.

Por su parte, Paco Maroto, entrenador de la Gimnástica Segoviana, se ha mostrado satisfecho con el trabajo del equipo: «Ha salido con mucha intensidad y con muy buenas intenciones». Asimismo, Maroto ha señalado que se estaba jugando bien en los partidos, pero que faltaba «rematar». Por último ha manifestado que lo que más le ha gustado ha sido «la predisposición, el dinamismo del equipo y sobre todo, cómo ha jugado».