La Real Fábrica de Cristales de La Granja ha abierto al público la tradicional exposición que reúne cerca de un millar de belenes procedentes de los cinco continentes, con motivo de las próximas fiestas navideñas.

En el espacio dedicado al Museo Tecnológico del Vidrio de uno de los edificios industriales del siglo XVIII mejor conservados de Europa, se puede contemplar una colección de escenas de la Navidad y de la Epifanía procedentes de países europeos con amplia tradición en la realización de belenes como son Noruega o Eslovaquia.

Asimismo, esta muestra permite entrar en contacto con escenas tradicionales navideñas de lugares tan dispares como Rusia, Brasil, Sri Lanka, Israel, México o Costa Rica, que se caracterizan por su colorido y originalidad. Además, las piezas que componen la exposición están realizadas en materiales tan curiosos como cáscara de huevo, piedra, metal, madera o tela, aparte de que tienen cabida escenas de cerámica, porcelana y cristal.

Esta exposición permite también hacer un recorrido histórico, comprobando la evolución que ha experimentado la representación de esta tradicional escena, ya que las piezas datan desde el siglo XIX hasta la actualidad. Así, se puede contemplar el contraste entre el realismo de las figuras de antaño y la abstracción de las más actuales.

La directora del Museo Tecnológico del Vidrio, Paloma Pastor, en el que se ubica la muestra, explicó que este es el noveno año en que se puede disfrutar de esta exposición en La Granja,procedente de una colección privada, cedida al Museo. Durante el año pasado alrededor de 5.000 personas visitaron la muestra, por lo que se espera una cifra similar en la presente edición. Los belenes estarán expuestos al público hasta el próximo 31 de enero.

La Real Fábrica de Cristales de La Granja, creada en 1727, es una institución dedicada a la promoción, desarrollo, enseñanza, investigación y difusión de la artesanía e historia del vidrio, su fabricación artística y restantes actividades culturales y científicas relacionadas con la técnica y el arte del vidrio. Las áreas de trabajo se centran fundamentalmente en el Museo, que recibe 70.000 visitantes, la Escuela de Vidrio, y el área técnica o de fabricación.