El presidente del Colegio de Médicos de Segovia, Juan Manuel Garrote, insistió hoy en que las guardias nocturnas deben realizarse al menos con dos médicos para asegurar la salud del paciente ante situaciones graves o de emergencia. A raíz del debate abierto por la eliminación por parte de la Consejería de Sanidad de diferentes Puntos de Atención Continuada (PAC), Garrote señaló que con dos médicos y dos enfermeras se consigue garantizar salvar la vida de los pacientes.

En este sentido argumentó que “no es de recibo” que localidades segovianas como Cantalejo, Carbonero el Mayor o Sepúlveda tengan del mismo modo un solo médico en sus centros de guardia y que vayan a quedar con el mismo tras la eliminación de los PAC. Además, alertó de que en las situaciones en las que el médico tiene que desplazarse para atender una urgencia “la población está desprotegida”.

Para el presidente del Colegio de Médicos de Segovia, no se trata de tener numerosos puntos de atención en la provincia, sino que los que haya, “estén dotados adecuadamente”, lo que supone que haya en ellos dos médicos y dos enfermeras según su criterio.