Los Cursos de Verano de la UPM siguen celebrándose, el próximo 12 de julio, El Real Sitio de San Ildefonso acoge el concierto ‘Stradivarias‘, que tendrá lugar en la Asociación Cultural Canónigos, a las 19:00 horas.

Una comedia musical interpretada por cuatro actrices que forman un cuarteto de cuerda único por su composición (violín, viola, cello y contrabajo). Ana Hernández, Maite Olmedilla, Irene Rouco y Lila Horovitz interpretan obras de Schubert, Police, Beethoven y Stevie Wonder, fusionando la copla y el jazz, el tango y el soul, el barroco y el pop en un solo recital.

Basada en una idea original de Irene Rouco y con la dirección musical del maestro Edu Ortega, las cuatro divas cantan, bailan y tienen habilidades y un virtuosismo especial, que llevan a escena los celos, el amor, el virtuosismo y los imprevistos, en una tónica de humor hilarante que contagia al público y lo hace partícipe de su locura.

Cuatro instrumentos que marcan cuatro personalidades muy diferentes, capaces de ejecutar números excepcionales y de extremada técnica como el de la ocarina manual, la cantante cegata o las muñecas flamencas. Telones que molestan, lucha estratégica, duelos y artimañas que pondrán a los espectadores contra las cuerdas de un violín, una viola, un violoncello y un contrabajo a golpe de risa.

 

Flamenco-pop

Dentro de las actividades culturales programadas por los Cursos de Verano de la UPM en La Granja, el día 13 de julio tendrá lugar el Concierto flamenco-pop de Cruz Bravo, cantautor flamenco que presenta su nuevo álbum ‘El salón de los espejos’ en el The Wild Geese.

Este cantautor nació en Badajoz, en el barrio de San Roque, de ascendencia extremeña y andaluza. Ha sido galardonado con el premio Carlos Cano a la mejor letra en el 40 Festival de música joven de Andalucía, en Alhama de Granada.

Tras varios años actuando por la geografía española en distintos locales, festivales y teatros como el Lara de Madrid, las canciones le han llevado a ciudades del mundo como Casablanca o París. Además de la de cantautor e investigador del sonido flamenco, le hace muy feliz también desarrollar otra faceta artística: la de cantaor.