El trazado Benavente-Zamora de la Autovía A-66 y varios tramos de la línea de alta velocidad Olmedo-Orense-Santiago de Compostela, que discurrirán por las provincias de Valladolid y Zamora, son dos de las ocho actuaciones que se encuentran más avanzadas dentro del Plan Extraordinario de Infraestructuras y que será licitadas antes de que acabe el año mediante el nuevo modelo de colaboración público-privada. Así lo anunció el ministro de Fomento, José Blanco, durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados reunida en sesión Extraordinaria. El Plan Extraordinario de Infraestructuras, que movilizará 17.000 millones adicionales, permitirá, según Blanco, “seguir modernizando la red de transporte, a la vez que extenderemos en el largo plazo su impacto presupuestario y la garantía de su conservación”.

“A día de hoy ya estamos en condiciones de facilitar, debido a su avanzado grado de tramitación administrativa, una lista de proyectos susceptibles de ser licitados por régimen concesional en este año”, explicó el ministro de Fomento, que añadió que en el actual contexto económico, la “colaboración público-privada es una herramienta eficaz para acometer nuevas inversiones, tanto en el campo del ferrocarril, de pasajeros y de mercancías, como en autovías”.

El nuevo contrato de colaboración público-privada, que recoge el Plan Extraordinario de Infraestructuras, aplaza su pago hasta la puesta en servicio la obra. El Ministerio de Fomento pagará las facturas en un plazo de hasta 30 años por lo que el Plan no compromete los objetivos del Gobierno de disminución del déficit público para 2013.

La licitación antes de que acabe el año de las obras de la variante de Benavente en la A-66 y en la línea de alta velocidad Olmedo-Orense-Santiago de Compostela a través del nuevo modelo de colaboración público-privada se une al indulto o reprogramación de su calendario de ejecución de cinco grandes obras de infraestructuras que afectan a la mejora de la movilidad en Castilla y León.

José Blanco confirmó también esta tarde en su comparecencia parlamentaria el rescate de las obras de construcción de la ronda Noroeste de Burgos en el tramo comprendido entre Villalbilla y Quintanadueñas. Asimismo se salvan del recorte presupuestario los trabajos en la A-60 en las provincias de León y Valladolid, las variantes de las localidades burgalesas de Monasterio de Rodilla y Santa María de Ribarredonda en la N-I, la variante de Ayllón (Segovia) en la N-110 y el acceso sur a León. El Ministerio ha priorizado las obras con un muy avanzado grado de ejecución, aquellos corredores con mayor volumen de tráfico y las obras urbanas en los principales núcleos de población.

El ministro justificó la recuperación de algunas obras descartadas en el ajuste anunciado en el mes de julio gracias a la reducción en 500 millones de euros de la restricción presupuestaria con la que deberá trabajar el Ministerio de Fomento en 2011 debido a la

reducción del coste financiero de la deuda que emite el Estado español gracias a la publicación de las pruebas de estrés de la banca. A estos 500 millones habrá que añadir 200 millones de euros adicionales debido a diversos ajustes realizados por el plan de austeridad que ya aplica el Ministerio de Fomento.

“El alto grado de exigencia que nos hemos impuesto, nos va a permitir liberar para los presupuestos de 2011, más recursos para destinarlos a inversión, de tal forma que las mejoras en la reprogramación se situarán en el entorno de unos 700 millones de euros, pendientes del ajuste final y de lo que se determine en el trámite parlamentario, ya que la lista de actuaciones no será definitiva hasta que los Presupuestos Generales de 2011 sean aprobados por esta Cámara”, explicó José Blanco en su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso.

“Con esta actualización mantenemos nuestro compromiso inamovible de reducción del déficit, pero mejoramos sustancialmente el ritmo de ejecución de medio centenar de infraestructuras repartidas por todo el territorio español,” concluyó el ministro. Cinco de las 49 indultadas se encuentran en Castilla y León. Sin embargo Blanco no concretó el importe de las obras indultadas ni los plazos definitivos de ejecución.

Por último, el ministro de Fomento reiteró que pese a que se va a mitigar parcialmente la restricción presupuestaria, la inversión en infraestructuras de transporte “no volverá a ser lo que era”.

 

El PP arremete contra la “injusticia manifiesta” de los anuncios de José Blanco en infraestructuras con Castilla y León

El portavoz del Grupo Popular en las Cortes de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, arremetió contra el ministro de Fomento, José Blanco, por la “injusticia manifiesta” que suponen siempre sus anuncios en infraestructuras para la Comunidad. En este sentido, Fernández Carriedo destacó que cuando sacó a la luz pública los recortes hace unas semanas, puso encima de la mesa la anulación de siete actuaciones en la región de un total de 32 para el conjunto nacional, y cuando hoy reseñó los ‘indultos’, desveló que sólo se salvarán cuatro obras de Castilla y León de 49 en España.

Es decir, prosiguió, “cuando el ministro Blanco anuncia recortes Castilla y León se sitúa en primer lugar, con más del 20 por ciento de las obras anuladas, y cuando habla de repartir, la Comunidad se queda la última, con menos del ocho por ciento de las obras indultadas”. “Creo que los datos hablan por si solos”, resumió.

Fernández Carriedo también arremetió contra el secretario general del PSOE, Óscar López, por su “falta de lealtad” hacia Castilla y León, porque “siempre está contento” con los anuncios del ministro Blanco, “cuando se recorta, porque no se acaba con todo, y cuando se reparte, porque nos toca algo”, dijo.

En este contexto, aseguró que José Blanco “está muy contento” con López, porque “le puso aquí para dar guerra, no para ganar las elecciones, que no lo va a hacer, y para prestar el servicio que ahora está prestando, demostrando su sumisión y docilidad” hacia el Gobierno. “Está con la boca callada ante esta injusticia manifiesta, eso lo hace muy bien”, sentenció.

Por su parte, las Cámaras de Comercio de Castilla y León explican que el ministro no ha anunciado nada respecto a los replanteamientos o reprogramaciones en vías tan importantes para la región como las que en su día se señalaron desde las Cámaras de Comercio relativas a la A- 11 y la A-15, en las que se quiere recordar a provincias como Soria, que es una de las que necesita un mayor apoyo para que supere el déficit que en este ámbito padece secularmente.