El director general de Carreteras del Ministerio de Fomento, Jorge Urrecho, reafirmó hoy que el “objetivo” del Gobierno es licitar este año el desdoblamiento de la circunvalación de Segovia (SG-20) y, “si es posible”, iniciar también la ejecución antes de 2015, aunque “todo depende de cuándo se adjudique la obra”. Entretanto, los técnicos trabajan en “completar” la tramitación del proyecto que, finalmente, “se ha dividido en dos”.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2014 incluyen dos millones para la SG-20, una partida similar a la del pasado ejercicio, cuando “sólo se ejecutaron 112.743 euros”, según denunció el PSOE el pasado mes de abril tras recibir respuesta a una pregunta parlamentaria. En este sentido, el secretario provincial socialista, Juan Luis Gordo, cuestionó entonces “si el Gobierno tiene previsto iniciar ya esta obra o dejarla en el limbo del olvido”.

“Lo primero que tenemos que hacer es licitar las obras, y en este presupuesto (2014) tenemos prevista la licitación”, replicó Urrecho al ser preguntado por la agencia Ical minutos antes de participar en un curso de verano de la Universidad Politécnica de Madrid en La Granja (Segovia). “Lo que hicimos en un principio fue un solo proyecto y al final lo dividimos en dos para que haya más concurrencia y permitir que puedan optar más empresas”, añadió.

“Es un proceso que va directo y la normativa establece cuáles son los pasos: se licita, se adjudica y se empiezan las obras. Si es posible este año, pues este año”, subrayó. “Pero todo depende un poco de cuándo se adjudica la obra, y luego hay que dar unos determinados plazos para que otras empresas puedan decir lo que crean conveniente”, matizó en referencia al habitual periodo de alegaciones.

De esta manera, Urrecho declinó anticipar fechas concretas, aunque tampoco descartó avances reales durante este ejercicio: “Hay que cumplir esos plazos que no se pueden acortar, pero nuestro objetivo es que este año se puedan empezar las obras”, insistió.

En total han pasado más de diez años desde se iniciaron los primeros estudios para llevar a cabo el desdoblamiento de la carretera SG-20, un trazado de 15,5 kilómetros que en la actualidad sólo dispone de un carril por sentido (salvo en un pequeño tramo de apenas 1.500 metros) y discurre por Segovia, Bernuy de Porreros, La Lastrilla y San Cristóbal. El proyecto recibió la aprobación definitiva a principios de 2010, sigue pendiente de licitación y está valorado en unos 68 millones de euros.

 

Cursos de verano

Urrecho intervenía hoy en la apertura del curso ‘Carreteras sostenibles: ahorro energético’, organizado por la Universidad Politécnica de Madrid en el centro de congresos y convenciones del Parador de La Granja (Segovia). Allí explicó “qué es lo que se hace desde la Dirección General a la hora de proyectar una carretera para que se integre bien en el medio ambiente y las afecciones sean las mínimas posibles”, resumió.

“Fundamentalmente lo que hacemos es adaptar la normativa europea y seguir sus directrices”, añadió en alusión a la nueva ley de evaluación ambiental aprobada el año pasado. “El punto de vista medioambiental es muy importante a la hora de dimensionar y desarrollar una carretera, no solo en la fase de proyecto sino durante la explotación de la misma”, prosiguió. “Queremos que las infraestructuras no sean un obstáculo, sino que se integren en el territorio y, básicamente, dentro de la filosofía y objetivos de este curso está explicar qué es lo que hacemos en la elaboración del impacto ambiental y las medidas correctoras que estamos utilizando”, concluyó.