El Ministerio de Fomento ha incluido once tramos de autovías de Castilla y León en el nuevo Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI), que hoy anunció su titular, Ana Pastor, durante su primera comparecencia en la Comisión del ramo del Congreso de los Diputados y que prevé una inversión total de 77.400 millones hasta 2024. Esta estrategia sustituirá al anterior PEIT 2005-2020 (Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes) y al PEI (Plan Estratégico de Infraestructuras). 

En ese sentido, entre las actuaciones previstas en la red de gran capacidad figuran como prioritarios los comprendidos entre Benavente y Zamora de la Autovía de la Ruta de la Plata (A-66), incluidos en los corredores multimodales propuestos por la Comisión Europea para la nueva Red Transeuropea de Transporte. Se trata de 49 kilómetros cuya inversión estima ahora Fomento en 210 millones, si bien el anterior ejecutivo decidió adjudicar esta infraestructura a través del sistema de colaboración público-privado.

Asimismo, Pastor se comprometió a completar todos los tramos para disponer de este “importante eje transversal” desde Soria a la frontera con Portugal. Indicó que serán necesarios 941 millones para construir 265 kilómetros. También, incluyó entre las actuaciones a acometer la Autovía de Navarra, de Medinaceli, Soria a Tudela, (A-15), que suman 125 kilómetros y de los que sólo está en servicio el tramo comprendido entre la capital soriana y Almazán.

Otra de las vías que citó la ministra fue la Autovía León-Valladolid (A-60), en la que el Ministerio construye los accesos a León desde Santas Martas y a Valladolid desde Villanubla, si bien el tramo intermedio (92 kilómetros) no cuenta con el proyecto constructivo. También, comprometió la conexión Ávila-Cuenca-Teruel (A-40), que sumaría 161 kilómetros y requiere de una inversión de 1.172 millones de euros; el final de cinco kilómetros de la Autovía de Castilla (A-62) para conectarla con Portugal a través de la provincia de Salamanca, una actuación presupuestada en 21 millones.

El nuevo Plan también recoge la construcción de la Autovía de Tierra de Campos (A-65) entre Benavente y Palencia, presupuestada en 390 millones para sus 80 kilómetros, así como la A-73 (Burgos-Aguilar de Campoo), que tendrá una longitud de 74 kilómetros, tras invertir 296 millones. Además, el Ministerio incluirá en el PITVI las autovías Ponferrada-Orense (A-76), que tendrá 150 kilómetros y un presupuesto de 1.400 millones; la León-La Robla, paralela a la N-630, cuyos 22 kilómetros supondrán un desembolso de 198 millones.

Finalmente, entre las circunvalaciones planificadas, el Ministerio contempla la Ronda Exterior Este de Valladolid (13 kilómetros y 141 millones) y la Ronda Este de León (seis kilómetros y 22 millones), entre otras.

 

Alta Velocidad

En el caso de la alta velocidad se desarrollarán, entre otras, las obras del corredor de Madrid-Galicia, es decir, la línea Olmedo-Zamora-Orense-Vigo (Variante de Cerdedo), que necesita una inversión de 8.517 millones de euros. También, Pastor se refirió al acceso a Asturias en Alta Velocidad a través de la línea Venta de Baños-León-Variante de Pajares- Pola de Lena. La ministra se comprometió a instalar vías de en ancho internacional hasta esta última población asturiana, mientras el anterior ejecutivo planteaba dotar a la Variante de vía de ancho ibérico con traviesa polivalente. Todo ello supondrá un desembolso de 1.719 millones de euros.

Igualmente, la titular de Fomento indicó que la línea que parte de Valladolid a Burgos y la conexión con la ‘Y’ vasca supondrá una inversión de 4.323 millones de euros, como el eje Palencia-Santander, que el anterior gobierno socialista planteó ejecutar a través del sistema de colaboración público-privada. Para esta línea, la inversión prevista asciende a 3.400 millones de euros. Finalmente, Ana Pastor cifró en 630 millones la inversión pendiente para la ampliación de la estación de Atocha y la conexión en ancho internacional con la de Chamartin, punto de llegada de todos los trenes del norte.

 

El PSOE pide que se ejecute el PEIT y no se gaste dinero en un nuevo plan de infraestructuras

El Grupo Socialista en las Cortes pidió hoy a la ministra de Fomento, Ana Pastor, que se ahorre el dinero de hacer un nuevo Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda con horizonte a 2024 y ejecute el que está en marcha, donde recordó que figuran todos los proyectos y obras viarias que compromete ahora.

Así lo manifestó en declaraciones a Ical la portavoz socialista de Fomento en el Parlamento autonómico, Ana María Muñoz de la Peña, quien consideró que el catálogo de obras enumerado hoy por la ministra en su comparecencia en el Congreso supone “terminar lo empezado”.

Muñoz de la Peña recalcó que “no se necesita un nuevo plan” y pidió a la ministra que guarde la austeridad, en esta etapa de recortes, y no gaste dinero en un nuevo documento, al tiempo que se refirió al horizonte temporal de cuatro años más al que se refirió Pastor. “Hay que ejecutar el PEIT”, concluyó en referencia a al plan del anterior Gobierno del PSOE.