El Ministerio de Fomento ha aprobado, a través de Adif, la adjudicación, por importe de 28.572.558 euros, del contrato de mantenimiento de las instalaciones de control del tráfico y sistemas complementarios de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Segovia-Valladolid y del ramal Olmedo-Medina del Campo, perteneciente al Corredor Norte-Noroeste.

El objetivo de este contrato, que ha sido adjudicado a Thales España GRP y que tendrá un periodo de vigencia de 48 meses, es garantizar el correcto funcionamiento de las instalaciones, optimizando las condiciones de explotación de la LAV. Las tareas se concretan en la adopción de medidas preventivas, con el objeto de reducir la probabilidad de fallo o la degradación del funcionamiento de un elemento determinado. Asimismo, se contempla la aplicación de medidas correctivas en caso de avería.