“No hay que temer a los que tienen otra opinión, sino a aquellos que tienen otra opinión pero son demasiado cobardes para manifestarla”. Con estas palabras de Napoleón, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, actualizaba su perfil de Facebook, previo aviso de que “comienza la recogida de firmas” contra el Palacio de Congresos promovido por la Diputación Provincial y la Junta de Castilla y León en La Faisanera Golf, que decretó el pasado miércoles.

A partir de las 9 horas, las hojas de firmas se disponían en los diferentes espacios municipales como en la Casa Consistorial, el Instituto Municipal de Deportes en el barrio de La Albuera, y en el Centro Cultural de San José. En el primer caso, hasta las 20 horas y en el segundo y tercero de los inmuebles hasta las 14 horas. Allí estarán los pliegos hasta los días 21, 25, 26, 27 y 28 de junio.

Aunque el alcalde de Segovia convocó a los medios de comunicación a mediodía para hacer pública su firma, su nombre figuraba ya en los primeros puestos de las hojas facilitadas en la Casa consistorial a primera hora de la mañana y que en menos de una hora alcanzaban una veintena de rúbricas. También acudió alrededor de las 10:00 horas, la portavoz de Upyd Segovia, Luciana Miguel, quien cuestionaba la falta de transparencia del proyecto por tener «demasiadas similutudes» con Caja Segovia y la investigación de Segovia 21 por parte de la Fiscalía.

El objeto, instar a la Diputación Provincial de Segovia y a la Junta de Castilla y León para que no financien con dinero público la construcción del Palacio de Congresos de Segovia en ‘La Faisanera’, cambió en su fórmula el nombre de la localidad de Palazuelos de Eresma (Segovia) por el del complejo deportivo de golf, para evitar herir la sensibilidad del municipio vecino de la capital quien se mostró molesto por aparecer señalados en la anterior propuesta para la consulta popular. “No es por ellos, como si se hubiese construido el Palacio en Espirdo o en La Lastrilla”, explicó el edil el día anterior.

“Ya no hay límite”, declaró Arahuetes, para señalar que las hojas pasarán por casas, lugares de especial afluencia e incluso por establecimientos comerciales y bares a petición de muchos ciudadanos y empresarios. Según el regidor éstas serán numeradas para poder ser controladas en la medida de lo posible, al igual que las que fueron solicitadas por ciudadanos interesados en apoyar la causa. En este sentido, Arahuetes indicó que una vecina discapacitada acudió al alcalde para solicitar la instalación de una mesa en el Acueducto donde recaudará firmas en su silla de ruedas.

De “extraordinario” e “impresionante” tildó el alcalde la respuesta ciudadana, quien señaló que la movilización ciudadana le emplazaba al “espíritu de Segovia 2016” y al entusiasmo con el que los ciudadanos se involucraron para conseguir la candidatura.

De “extraordinario” e “impresionante” tildó el alcalde la respuesta ciudadana, quien señaló que la movilización ciudadana le emplazaba al “espíritu de Segovia 2016” y al entusiasmo con el que los ciudadanos se involucraron para conseguir la candidatura.