La Federación Empresarial Segoviana (FES) ha condenado la corrupción y ha pedido la creación de una Ley de financiación de partidos políticos para evitar situaciones como las presuntas aportaciones hechas por empresas a diferentes miembros de la cúpula del Partido Popular. El presidente de la FES, Pedro Palomo, lamentó la supuesta trama siendo evidente las elevadas cifras de desempleo en la actualidad y el cierre cada vez más continuo de negocios.

Durante un desayuno informativo con los medios de comunicación, Palomo aseguró que estas situaciones «no benefician para nada la imagen de España y eso al final tiene un coste de país». En este sentido, criticó duramente a las empresas que participan en las supuestas tramas de corrupción «que muchas veces están relacionadas con la economía sumergida» y tildó de «deleznable» la imagen que dan del país con el consecuente «perjuicio social y moral».

Por este motivo, el representante de los empresarios segovianos incidió en la necesidad de que el país sufra una «regeneración ética» que comience con el modelo de organización del Estado y de las organizaciones en las estructuras políticas. En este sentido, Palomo pidió racionalidad en el gasto de las 17 Comunidades Autónomas así como en sus organismos porque «no podemos pedir que siempre paguemos los mismos las reformas y los platos rotos».

El presidente de FES concluyó señalando que la necesidad de un equilibrio y la modernización del país pasa por la reforma de las administraciones públicas. «Alguien tendrá que ponerle el cascabel al gato y ponerle racionalidad», aseveró.