El grupo parlamentario popular de las Cortes de Castilla y León presentará 51 enmiendas para favorecer el empleo, garantizar los servicios públicos y reducir el déficit, al proyecto de ley de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras, que será debatido en los próximos días en el Parlamento regional. El portavoz del PP en las Cortes, Carlos Fernández Carriedo, acompañado del viceportavoz, Juan José Sanz Vitorio, ha presentado hoy en Segovia esas enmiendas, “que contribuirán a consolidar la financiación de los servicios públicos, frente a la insolidaridad del PSOE”. Fernández Carriedo explicó que una parte de estas enmiendas suponen una mejora técnica del texto, “una aclaración de determinados aspectos regulatorios, o una especificación de las normas de referencia que facilite su comprensión y aplicación”. El portavoz popular ha admitido que Castilla y León, al igual que el resto del país, se enfrenta a un escenario “que exigirá esfuerzo y sacrificio”, pero parte de una situación de ventaja, “al ser la comunidad con los mejores servicios públicos de España”.

Las enmiendas populares se centran en facilitar los trámites municipales para la apertura de nuevos negocios, reducir el número de entes administrativos, disminuir el impacto de las cargas impositivas sobre las actividades productivas, impulsar la red CyLOG, y aumentar el tiempo de negociación con los representantes de los empleados públicos sobre la aplicación del aumento de la jornada laboral a 37,5 horas semanales, concretamente hasta el 1 de abril.

En cuanto a las 82 enmiendas planteadas por el grupo socialista, Fernández Carriedo lamentó que “su idea es la de no hacer nada y dar lugar a una lenta reducción de los servicios públicos”. El portavoz popular denunció de nuevo la iniciativa del secretario regional del PSOE, Óscar López, “que propone una subida de impuestos a los ciudadanos de Castilla y León, mientras que él los paga en otra comunidad. Representa un nivel de insolidaridad muy grave”, “y un carácter cínico”, apostilló Sanz Vitorio.