El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, dependiente del Ministerio de Fomento, ha comenzado las obras de levantamiento de la carretera de acceso a la estación del AVE Segovia-Guiomar, con el fin de reponer a la situación inicial en que se encontraba la zona antes de ejecutar la obra.

La reposición fue impuesta por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta tras abrir a la empresa estatal un expediente sancionador por haber realizado sin autorización la carretera ocupando una vía pecuaria. La notificación apareció publicada en el Bocyl del viernes 16 de mayo de 2008.

Medio Ambiente tuvo que recurrir a su notificación en el Boletín oficial al resultar «infructuosas» las gestiones para comunicar al Adif la propuesta de resolución del expediente sancionador.

El vial provisional para acceder a la estación Segovia-Guiomar fue trazado sobre el camino de acceso a la ermita de Juarrillos en las semanas anteriores a la inauguración de esta infraestructura, hace casi tres años. Arrancaba de las proximidades de la rotonda de entrada al polígono de Hontoria.

El expediente abierto por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta en Segovia, señalaba que las obras ocuparon un cordel y una cañada de la red pecuaria. Dicho trazado agropecuario, que se indicó con las correspondientes señales, data de la Edad Media y está protegido por la normativa medioambiental.

Tras más de medio año en servicio, el Adif inició nuevas obras para realizar la carretera actual y se procedió al cierre del antiguo vial. Durante su funcionamiento fue muy criticada dado lo sinuoso de su trazado y su estrechez para los vehículos, especialmente para los autobuses de transporte público.

Una vez cerrado también fue objeto de quejas de aquellos usuarios procedentes de la zona de Revenga, Hontoria u Otero de Herreros, pues la nueva entrada les supone más distancia.

El pasado mes de abril Adif sacó a licitación las obras de levantamiento de la vieja carretera, para lo que habilitó una partida de 279.341,58 euros con el fin de suprimir este acceso y la reposición de vía pecuaria, cuya empresa adjudicataria debería terminar en un plazo de un mes. De este modo ahora se llega a la estación ferroviaria desde la rotonda situada junto a ‘La Choricera. Fue en mayo de hace dos años cuando se adjudicaron las obras de construcción de este nuevo vial, con un presupuesto de más de 2,1 millones de euros. Tiene una longitud de 2,5 kilómetros y dispone de un paso superior para resolver el cruce con la carretera de circunvalación de la ciudad, la SG-20.