Fomentar el respeto hacia los animales, la naturaleza y los espacios públicos era el objetivo fundamental de la campaña de las concejalías de Medio Ambiente y Servicios Sociales. Durante el mes de mayo, la campaña se desarrollaba en los centros de enseñanza de la capital, en las zonas más habituales de paseo de las mascotas y en los establecimientos relacionados con los animales de compañía.

Finalizada la campaña y analizados los resultados se puede decir que el contacto directo con los segovianos ha sido positivo.

Los alumnos de los colegios de Infantil y Primaria del Villalpando, Diego de Colmenares, Elena Fortún, Eresma, los de los CRA Hontoria, Madrona y Fuentemilanos y los del IES Andrés Laguna tenían la oportunidad de conocer el trabajo que realiza la Protectora de Animales (la recogida de los abandonados, su estancia en el albergue o la búsqueda de una familia de adopción), las necesidades vitales de las mascotas (cuidados sanitarios, higiene o educación) y las obligaciones que tienen los propietarios de perros y gatos (vacunación, identificación, recogida de heces o la importancia del censo).

Además, de recibir de forma amena toda esta información y de estar en contacto con dos pequeños perros, los estudiantes recibían el librito, «La vida en tus manos». Lograr contactar con los niños, que ellos se sientan parte activa de la sociedad y entiendan que su compromiso con los animales y los espacios públicos es esencial, es clave para lograr una ciudad cada día mejor.

La segunda línea de actuación de esta campaña se desarrollaba en la calle. Una informadora recorría la ciudad para hablar directamente con los propietarios de las mascotas en las zonas habituales de paseo. Durante 23 días, se realizaban 151 visitas y mantenían conversaciones con 443 personas, dueños de mascotas, a los que también se les entregaba un lote del material divulgativo de esta campaña ideada por la consultoría ambiental GEA.

Tras las conversaciones se constata que entre el 40 y el 50% de los dueños de perros utilizaban, antes de la campaña, bolsas para la retirada de excrementos, una cifra a superar con iniciativas como esta. Y otro detalle, el horario más habitual de paseo de los propietarios y sus perros es el de la tarde-noche.

Además se recogían las sugerencias de los segovianos sobre los evacuatorios caninos (hay 11 repartidos por toda la ciudad) y las opiniones como «que se construyan más» o que «sería bueno que fueran de mayor tamaño». A la vez se les recordaba que en esos espacios también deben recogerse las heces de los animales. Durante la campaña se distribuían 500 paquetes de bolsas para la recogida de excrementos.

Por último, el Ayuntamiento de Segovia reeditaba 2.000 ejemplares del cuadernillo «Einstein», una versión divulgativa y desenfadada de la Ordenanza Municipal de Tenencia de Animales de Compañía (2006) que se entregaba a los propietarios de los perros y se distribuía en las dependencias municipales a disposición de los ciudadanos

Como complemento se visitaban 14 establecimientos (peluquerías, clínicas veterinarias o tiendas de productos para las mascotas) para presentarles la campaña y conocer su opinión y demandas sobre la convivencia de las mascotas de la ciudad.

En definitiva, la valoración de la campaña es positiva y los mismos segovianos que han participado en ella, consideran que es necesario mejorar la conciencia cívica de algunos propietarios de perros para mejorar su relación con el resto de la ciudad.