Segovia acoge este viernes la inauguración del I Congreso de Neuropsicología en la Escuela que, en los salones de la FES, permitirá abordar la complejidad que entraña el desarrollo integral del ser humano y la necesidad de recibir una buena estimulación para conseguirlo. La directora del Congreso, Teresa Solís, ha presentado ante los medios de comunicación esta iniciativa, avalada por la Universidad Nacional a Distancia y la Universidad de La Rioja, acompañada de algunos de los colaboradores que han hecho realidad. En la presentación, representantes de las entidades colaboradoras, como el secretario general de la FES, José Luis de Vicente, la concejala de educación y juventud, Lirio Martín; el director de la UNED de Segovia, Antonio López y el director general de Caja Segovia, Fernando Tapias, han valorado esta iniciativa como el primer paso para hacer de Segovia un punto de encuentro entre profesionales del sector.

En palabras de la directora de Sinapsis, el aprendizaje es la herramienta más potente que tiene el ser humano para crecer, desarrollarse personal y profesionalmente, colaborar al crecimiento de la sociedad y, sobre todo, formar parte activa de ella. Por ello, según destacó durante la presentación ante los medios de comunicación, “no podemos entender el desarrollo humano sin el aprendizaje, y para ello tenemos que comprender más en profundidad cómo aprende nuestro cerebro”.

Así, con los avances de los últimos años en la medicina se ha conseguido que muchos niños con grandes afectaciones o grandes prematuros salgan adelante, pero en ocasiones con secuelas importantes para su desarrollo y estas circunstancias exigen una formación cada vez más técnica e interdisciplinar de los equipos de intervención directa con ellos: pediatras, orientadores, profesores… Este, y no otro, es el objetivo del I Congreso de Neuropsicología en la Escuela. Necesitamos crear espacios de aprendizaje compartido en el que los profesionales sanitarios y educativos caminemos de la mano en nuestro trabajo diario con los niños, porque el trabajo compartido enriquece a los profesionales y mejora la calidad de nuestras intervenciones.

En esta primera edición el Congreso Nacional de Neuropsicología en la Escuela persigue sentar las bases para crear un foro permanente de encuentro, investigación y generación de nuevas líneas de intervención que permita a todos los profesionales comprometidos reunirnos con cierta frecuencia para seguir creciendo. “Esta es la primera piedra de un camino de compromiso y esfuerzo por ayudar a adquirir la mayor autonomía posible a todos aquellos niños que más lo necesitan y que, por sus peculiaridades y circunstancias personales, se enfrentan a diario ante el reto de seguir el ritmo marcado por la sociedad”, ha explicado Solís.