Este domingo, 31 de octubre, se cambiará la hora en España y da comienzo el horario de invierno en nuestro país. Las 3:00 de la mañana el reloj se cambiará a las 2:00 de la mañana, por lo tanto podremos dormir una hora más o también salir una hora más de fiesta.

Como cada año, una vez entrada la estación otoñal se realiza un cambio de hora, de esta manera conseguimos disfrutar más de la luz solar y de esta forma ahorrar más energía.

El cambio de horario nos permite adaptar el ciclo de luz solar a las actividades humanas, de forma que se dependa en menor medida de la electricidad.

El ‘Cambio de Hora’ comenzó a generalizarse, aunque de manera desigual, a partir de 1974, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años.

Según estimaciones del (IDAE), Entidad Pública Empresarial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en nuestro país el ahorro en iluminación en el sector doméstico, por el cambio de hora, durante los meses que tiene efecto; es decir, desde final de marzo hasta final de octubre, puede representar un 5%. Si el consumo medio de una familia española es de 3.200 kilovatios hora, el ahorro sería de más de 6 euros por hogar y más de 60 millones de euros para el conjunto de ellos.

A ello habría que sumar, procedente del sector de comercio y servicios, un ahorro del 3% (más de 6 millones de ?) en concepto de reducción de consumo de aire acondicionado.

Desde la aprobación de la Novena Directiva, por el Parlamento Europeo y Consejo de la Unión, en enero de 2001, este cambio se aplica con carácter indefinido. Dicha Directiva está incorporada al ordenamiento jurídico español por Real decreto 236/2002, de 1 de marzo.